02 diciembre 2013

GRAF MADRID

Graf Madrid, como una exhalación pero con la contundencia de una bomba de megatores (reconvertida a buena honda, creatividad, humor y amor).
Cómics, en venta y en debate. Cómics DE AUTOR, que son otra cosa, le joda a quien le joda.
Se pueden decir muchas cosas de Graf, la primera es aplaudir a sus artífice. La 2ª, que el espíritu que lo anima no puede gustarme más: voluntarioso, animado, de camaradería, y feliz por ser y por estar. Por defender el cómic menos mainstream, por aportar por la vía de do it yourself una idea de resistencia cultural.
"Maldita sea, si somos 3.000 los que soportamos ésto, y no va a haber más" dilapidó un siempre certero Rubén Lardín en una charla. Y sin embargo, un puñado de esos 3.000 se paseaba con alegría por el mercadillo en Espíritu 23, un lugar perfecto, dando el tono de pseudo-semi-clandestinidad gozosa. ¿Cultura subterránea? Bien, sí y no. En realidad la presencia de editoriales asentadas o reconocidas como Atiberri o ¡Caramba! al lado de dispensadores de fanzines hermana una línea de autores y obras, no a través de la teorías sino de la práctica. Cuando un autor como Nacho García con exquisito artefacto publicado con lujo y gusto ("Pulir"; Fulgencio Pimentel) se acerca a un stand a dejar una suerte de fanzine-con-cera de color para venderlo, los vasos comunicantes dan la pauta.
Graf expone que si la cosa se hunde como industria, tres mil pueden revivirla disfrutándola aunque el resto del barco ni se entere. Graf es la orquesta del Titanic y toca melodías de puta madre, y no nos importa que el barco se hunda, sino disfrutar el viaje.
Graf pide a gritos calidad, autor, acción. ¿Cómo se venden más cómics? Hubo una charla al respecto, pero quizá Graf vino a decir que lo importante es dejar un bonito cadáver. Y confiar que si hay solución/cura/salvación para el cómic que tan tan mal está... será a través de la personalidad del autor, sea en una novela gráfica como lo nuevo de Paco Roca (prestigio mediático absoluto) sea en un cuadernillo grapado como los mentados artefactos de Nacho.
Si en otros lados se esfuerzan por apuntar con bala al hermano carnal, Graf simplemente se autodefine (en dos ediciones, en solo dos) y de muestra: creatividad y discurso, ganas, reflexión, humor.
Y bueno, a nivel personal, uno, que es del finis terrae, se ha cruzado con tanta gente conocida de la red (y no ha podido saludar a unos cuantos, también, porque aquello fue la locura de acá para allá), que solo me disculpo por no dar nombres, sino saludos a todos ;)
Ah, y Pablo Ríos, que en sí mismo me parece que sería un concentrado hecho carne de todo el espíritu Graf que acabo de describir, fue, cómo no, quien me arrancó la mayor carcajada que pude haber soltado este fin de semana. Aún no sabe, lo apuesto, a qué puta hora salió mi avión.

Eh, una charla, la más petada

5 comentarios:

Santi Ochoa dijo...

http://www.flickr.com/photos/santiochoa/sets/72157638240138713/
fotos y la grabación completa de la mesa redonda LOS LÍMITES DEL HUMOR del sábado 30 nov. 2013

Pepo Pérez dijo...

Lo de los 3000 ejemplares de techo no lo entiendo muy bien en según qué casos, Octavio.

Evidentemente, se entiende en determinados cómics, pero en otros se están haciendo tiradas de 10.000 ejemplares en primera edición. Literal. Por algo será, y por algo la editorial confía en ellos. 10.000 ejemplares de primera edición para España es una tirada muy importante, eh?

Pepo Pérez dijo...

Y, oye, por supuesto que a muchos nos interesa que el "titanic" no se hunda. Ni que haya "cadáver". A muchos nos gustaría ir mas allá de ese techo de 3000. Y, afortunadamente, hay autores que lo están superando. Algunos con creces, con mucho más que eso de ventas. Ojalá sean más en el futuro.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Rubén se refería, claro, al comprador de la autoedición y de este tipo de márgenes. Lo comentó en su mesa redonda y en ese contexto, la autoedición y tal. Yo tampoco creo en la muerte del tebeo, estuve a esto de ponerlo cuando digo " confiar que si hay solución/cura/salvación para el cómic que tan tan mal está... será a través de la personalidad del autor" añadiendo un "(y yo no creo que se llegue a hundir nunca)" o algo así Pero preferí no posicionarme, doy valor a la calidad de lo que hay, creo que hay mucho y bueno y ya veremos qué depara el futuro. ¡De momento un fin de año de obras nacionales que quita el hipo!

Octavio B. (señor punch) dijo...

Rubén se refería, claro, al comprador de la autoedición y de este tipo de márgenes. Lo comentó en su mesa redonda y en ese contexto, la autoedición y tal. Yo tampoco creo en la muerte del tebeo, estuve a esto de ponerlo cuando digo " confiar que si hay solución/cura/salvación para el cómic que tan tan mal está... será a través de la personalidad del autor" añadiendo un "(y yo no creo que se llegue a hundir nunca)" o algo así Pero preferí no posicionarme, doy valor a la calidad de lo que hay, creo que hay mucho y bueno y ya veremos qué depara el futuro. ¡De momento un fin de año de obras nacionales que quita el hipo!