30 enero 2013

recuperando The Big Bang Theory

He estado viendo bastantes capítulos de Big Bang Theory esta semana (de rigores febriles, hay virus), serie de la que había catado su primera temporada y que ahora, vía televisión, estoy retomando (a salto de mata, picoteando capítulos sin orden ni temporada... tampoco es gravísimo en tanto que hablamos de una sitcom pura, con un leve marco general de noviazgos/rupturas y poco más).
Y bien, es verdad que "BBTh" a priori podría quedar como lo peor, un destilado de lo más caduco de "Friends" con guiños frikis y simpleza en la caracterización. Pero no creo que sea ese el modo de acercarse a esta bufonada, sino simplemente a través de su dominio del gag más llano.
Y en fin, que conociendo su universo de frikis por los cómics más frikis, está claro que disfruto sus guiños aunque el retrato del mundo del cómic que transpira parece más el de Nueva York en 1992 que en el siglo XXI.
Además, mientras conserve golpes como este, yo firmo:

25 enero 2013

El #0 mi favorito

La red de redes tiene algo maravilloso. ¿Conoces a, un poner,  la banda rock "The Knife"? Hace años hablaríamos de nombre elitista, alternativo y tralalí tralalá. Hoy, la plural y rica oferta de webs gratuitas de cultura, ocio y, sí, tendencias, acerca los nombres realmente relevantes al lector medio y lo hace gratuitamente. No solo al "especializado" consumidor de música, ese que a su compañero de curro le dice "¡Hombre, Spiritualized son unos clásicos!" meintras éste le mira con cara de pollo, sino a quien sea. Basta tener inquietud, ganas de estar al día con "lo que pasa"  y una conexión a la red. Ni siquiera, digo, es cuestión de ser el emperador en pelotas. No tienen porqué gustarte "The Knife", pero sí deberías (si eres alguien culto o lo pretendes) saber quienes son. O al menos que te suenen mínimamente y que están sacando ahora nuevo disco como quien dice y es algo que se está noticiando en todo sitio que trate de cultura porque es un nombre que "está pegando".
Cambia "The Knife" por la película "Django desencadenado" (bueno, esta es de cajón que ya la conoces), la serie "Girls" o el libro "Saliendo de la estación de Atocha". El caso es que la cultura (la menos de telediario, la menos hueca) es accesible como materia informativa. Más que nunca.
Solo hay que querer.
Pero es cierto que ante la red de redes hay un peligro: el laberinto. Hay muchas páginas del tipo que describo, revistas culturales que vigilan como en panorámica todo el paisaje creativo (literatura, arte, cine, cómic, música, televisión...), y cada cual debe elegir. Influyen varios factores. El primero, claro, el gusto del magazine on line. Que sus recomendaciones terminen siendo de tu gusto (porque además, no hay escusa, en la red podrás catar todo aquello que te recomienden en esa web cultural sí o sí). Luego, el estilo literario de los colaboradores, su puntualidad y presencia (que actualice, que se mueva), su orden, que sea fácilmente navegable, e incluso el aspecto superficial, estético (a mí como bonita, Jot Down me chifla).
Pero si me preguntan, yo en este momento (bueno, aparte de sugerir busquen mis artículos ya antiguos en Culturamas, un poco de autobombo a toro pasado), he de confesar que estoy encantado con
Y lo que me gusta de Numerocero son varias cosas, o todas las arriba enumeradas (su "look", cómo escriben sus firmas, que son de las bien conocidas -Pepo Pérez, César Estabiel...- su navegabilidad, su gusto)
Pero sobre todo me gusta cómo han entendido el medio en el que trabajan. Porque la red da para mucho más que apelotonar artículos de un grupo de buenos colaboradores que dan todo de su parte a una plataforma.
Número cero trasciende esta idea (aunque lógicamente, sí, hay artículos, críticas, entrevistas) porque, como plataforma, ofrece más. Ofrece inmediatez en contenidos, secciones que no podrían estar en otro soporte, como "La semana en vídeos" donde se cuelgan precisamente eso, pantallazos con trailers de cine venidero, nuevos clips de próximos lanzamientos musicales, o curiosidades siempre nutritivas sacadas de espacios televisivos extrangeros.
Hay más: "5 personajes", donde un artista elige cinco nombres de ficción (o no) y los comenta. O los avances de "Premiere Cero", con un aperitivo en exclusiva de un libro o un cómic que se editará  en breve.
Unidas estas cualidades (hay más secciones curiosas, descúbrelas tú mismo) a una buena escritura y criterio selectivo (en general sus recomendaciones parecen recomendables, vamos), creo que sí, el 0 es mi favorito

24 enero 2013

HOTEL TRANSILVANIA, de Genndy Tartakovsky


He llevado a mi hijo al cine. Últimamente la sala grande (que por chica y multi que sea, es mayor que mi salón, todavía) me recibe siempre en tanto que guía, vigilante y protector del vástago. Es así. Ya no hierve en la sangre el pulso paternal de "ver a tu hijo en el cine" porque no es la 1ª ni la décimo 1ª vez que vamos, así que ante tan tibia situación sólo me cabe la esperanza de que la peli sea buena. Para niños, pero buena.
No es el caso pero es una pena que no sea el caso. "Hotel Transilvania" nace de una idea buena y en sus primeros minutos se muestra briosa como los corceles de la carroza del conde Drácula. Un animal fuerte, enérgico y bien engalanado. La cinta trata de cómo Drácula, harto de la habitual acogida (agresiva, aterrada) de la humanidad hacia lo monstruoso, crea un hotel para horrores (salidos del imaginario cinematográfico en su iconográfía, sobre todo del de la Universal, más que de la Warner).
En este contexto parece perfecto que se construya un artefacto para que los niños se´rian con y de los monstruos. Aprendizaje cognitivo. Ahora, además de esta idea sana y que divierte al padre también, porque en remover iconos hay un subtexto de cita adulta, es una pena que la cinta se pierda en un argumento banal, otra película donde importan las relaciones familiares, el amor, y las enseñanzas políticamente correctas (aceptar al distinto y tal). Pena porque el material de arranque se prestaba a ejercicios narrativos más jugosos, a aventurarse por relecturas de eso que se llama "la otredad", el otro lado, el reverso. No desarrollo, pero entenderá el lector que sea tirando de mi ejemplo, o bien planteando muchas otras cuestiones, la jugada podría haber sido fantástica (en todos los sentidos, también de fantastique), en vez de un descafeinado espectáculo con aglomeración de set-pieces para prolongaciones en plataforma Wii o similar.
Ocasión desaprovechada, por tanto.

22 enero 2013

Diagonal, machismo, música indie, periodismo

Menuda se ha montado en la red por un artículo del muy progresista diario Diagonal en relación a un supuesto machismo de la escena independiente musical española.
Bueno, tormentas de verano, claro, poca cosa. A mí el texto del diario me pareció altamente manipulador, superficial y voluntariosamente escandaloso (señalando a revistas y artistas sin contrastar opinión de aquellos). Con lo cual es un excelente texto, porque sí, el escándalo ha estallado. Lo han conseguido, todo dios se pasa por su resvidor, lo petarán y mañana tendrán un huevo de publicistas testeándoles. Todo muy de izquierdas, sí.
Y el texto, insisto, no me gustó. Acusaciones a bandas y revistas musicales, ejemplos descontextualizados y contemplados con una superficialidad sonrojante, y la impresión de que aquí se trabajó sobre una idea preconcebida sobre la que se monta la noticia (y no al revés, como debe ser)

El primer párrafo (acusatorio y parcial) ya es completamente desmontado, y muy razonablemente, en algún comentario ya perdido de su propio hilo (porque los commenst crecen y crecen por minutos), luego vienen perlas (lo repito, apriorismo puro) como
Cuando hablamos de ‘indie’ nos referimos a la música que suele aparecer en la revistaRock­delux o en Radio3, la que se caricaturiza como ‘gafapasta’ o hipster y que se ha configurado como la norma hegemónica del buen gusto, frente a la música comercial o mainstream
Simplificando a brochazos. Ni RDL ni Radio 3 desatienden "otras músicas", pero de eso no se entera uno si no se lee/escucha ese medio, me temo (ejemplo, el programa de Carlos Areces en R3, o el mimo de la RDL con la electrónica, su gusto flamenco (en este Enero dedican, por ejemplo, un artículo nada menor a El Cabrero. Quizá no sabes de quién hablo, pero NO es un grupo indie
Conste, mi presencia en Rockdelux es/fue tan testimonial y discreta que quien quiera ver lobos en este cordero yerra el tiro a lo bestia. No defiendo a la RDL  por corporativismo, (aunque le tengo toda la simpatía y aún soy comprador, sí).
Luego la emprende con bandas y artistas que crean para su obra tipos, personajes. Criticar a Los Planetas por su furibunda puesta en escena del despecho amoroso o a Nacho Vegas por describir en primera persona del singular la retorcida mente de un violador, situando el trampantojo del acoto creativo en el plano de lo literal es como repetir otra vez, como guiñoles, que la violencia de Tarantino o Verhoeven llevan a la violencia social, que los cómics son peligrosos para los niños (recordemos el caso EC Cómics, no estoy inventando nada) y que la literatura de Dennis Cooper promueve una homosexualidad hard y tóxica, lleva a adicciones y nosequé nosecuantos.
El arte aún es superior a la prensa, a la política, al mundo bobo que crece a nuestro alrededor como enrtedaderas de miseria intelectual. El arte, que trasciende la literalidad, que hurga en lo oscuro (Cronenberg y sus loas de la autodestrucción por la vía de la nueva carne) y que, al enfrentarnos a esos conceptos nos hace crecer. para bien, claro. No somos tontos del culo.
Lo siguiente será acudir a la literalidad de los Ultrashows de Miguel Noguera para darle cera, porque es muy raro, mete tacos, se mete con lo políticamente correcto y además hace reír a la gente. Insisto, la música, y el arte en general, no tiene que ser ejemplificador de usos sociales. Es otra cosa. Es más. Para esos asuntos está la Educación. Si te sobra de esta, cualquier puesta en escena podrá comprenderse más allá de un veredicto febril y epidérmico como el que también sufre en el artículo de El Diagonal este clip de El Guincho, a mi juicio maravilloso, pOp, trash y ajeno a posicionamientos de machismo o feminismo porque habla en otro lenguaje, no en temas de moral cívica.



Es agotadora la vehemente idiotez que nos invade. La corrección política infectando hasta los medios supuestamente súper progres. No hagas esto o te acuso, no digas aquello o te lincho.
Curioso, hoy mismo me he estado riendo del ABC por su crítica al cartel (para menda, divertidísimo y hasta limpio, aunqeu bandarra) de la revista Mongolia que anuncia un acto en la ciudad de Sevilla.

Curiosamente ABC defiende el respeto al hecho religioso, y el Diagonal el respeto al sexo femenino. Objetivos distintos, misma apisonadora. A linchar, dale estopa niño.
Y si me preguntan, pues creo que vivimos una sociedad machista, sí. Y el indie lo será y lo es en tanto que es parte de la sociedad, pero no significativamente, y no más, desde luego, que los corpiños sexys de Amaral, las portadas el pelotas de Marta Sánchez, o las guapitas-de-cara que regurgitan los talen shows nacionales. Una anécdota: en la lista de Los 40 Principales de la presente semana no hay NI UNA artista femenina nacional. Solo una chica en un trío, un resbalón.
En las recomendaciones de RNE3, sin embargo, tenemos dos nombres patrios femeninos, tres si quieres contar a Julieta Venegas (que no debería valer, pero bueno), en las veinte últimas recomendaciones de la emisora. Hay también un grupo-con-chica a mayores.
Cifras. Ahora saquen conclusiones.

16 enero 2013

EXTRATERRESTRE, de Nacho Vigalondo

Bien, vivimos en un mundo donde a veces parece que para "estar" hay que aparentar. Y hacerlo (histriónicamente o con naturalidad) en muchos sitios. Nacho Vigalondo roza al personaje mediático gracias a su inteligencia, su buen hacer ante los medios y un humor con guindilla bien dosificado. De tertuliano con la respetabilísima Julia Otero (le hecho d emenos allí, por cierto) a protagonista en pijama de una campaña para El País pasando por el enfent terrible de Twitter (quebraderos de cabeza, le intuyo, ante la bola de nieve causada por sus provocaciones en la red social), Vigalondo se ha hecho querer. ¡A mí me cae de puta madre (y no le conozco más allá de cruzarnos en un par de charlas twitteras, claro)! Pero este individuo público (que puede ser la transparencia personificada o un personaje autodiseñado para los medios: separemos prudentemente al hombre del artista mediático) puede desdibujar la realidad de lo que ha hecho Nacho Vigalondo, director de "Extraterrestre".
En sus cortos y dos largometrajes el cineasta cántabro ha forjado una personalidad apabullante. Lo intuyo generacional, abrebando de géneros y cines diversos, amante de una "cara B", del giallo, de la ciencia ficción "barata", del (post)humor, quizá de la comedia madrileña ochentera, del costumbrismo social, los superhéroes y más referencias pop que se me escapan. Vigalondo ha moldeado un universo propio que ya fue interesante en "Los Cronocrímenes" y se solidifica en "Extraterrestre" con una puesta en escena brillante, un saber encuadrar, atender o escatimar información envidiables. Una dirección, en fin, sólida y talentosa.
Oy, qué seriedad para escribir de una película que me ha hecho llorar de risa.
Que merece un Potosí, que remezcla géneros con una habilidad de caerse la baba ante la pantalla, que habla desde el humor ácido de la dificultad que reina siempre en ese caos que son las relaciones humanas, el amor y el deseo. Que lo hace bajo el manto (muy elíptico) del cine de invasiones extraterrestres pero, prácticamente, sin salir de un único decorado. Y que tiene en sus actores una mina de oro. Carlos Areces y Raúl Cimas están a un nivel colosal, Noguera es Noguera y yo me arrodillo (aunque su papel sea el más prescindible del film, es tan descacharrante que doy gracias al cielo por su presencia) y Julián Vilagrán construye un personaje complejísimo a partir de un histrión tópico (el polvete de una noche producto del exceso alcohólico). Y Michelle Jenner está ahí, catalizador. Bien, pero desluce ante tanto talento colosal, hay que reconocerlo.
Unos cuernos confinados a un pisito madrileño como si de una versión ci-fi de "El ángel exterminador" se tratase, la pareja en Babia, y el tercero en discordia, un vecino obsesionado por la chica, conforman las piezas de un billar donde cada golpe de stick es más duro pero también más divertido.
Peliculón.

11 enero 2013

Música que viene

El arranque de 2013 promete discos nuevos de clásicos inmarchitables del rock alternativo (Low, Yo La Tengo), históricos de culto (Nick Cave and the bad Seeds), retornos inesperados (David Bowie) y regresos del mainstream con pedigrí (Depeche Mode).
  Q29ojh43hjs7da49bpllv6izfnw1j6bz

Pero en vez de deciros de todos ellos que son grandes y esperanzadores, que son bandas de esas que crean expectación cuando se rumorea que sacan disco, en vez de desidia, o que las pistas que han dado de sus nuevos trabajos son notables... os dejo una playlist desde Grooveshark, ea. Para que disfrutéis y juzguéis por vos mismos.

  lo que viene 01 by OctavioB. on Grooveshark


10 enero 2013

Las fotos anti

Las fotos anti, la anti imagen, el reverso en foto, no sé como llamar a esto.
El caso es que hoy mismo he descubierto dos imágenes de dos grupos, bien distintos, pero que cada foto desdice lo que de ambas bandas se suele pensar. Hablo de The Beatles y de My Bloody Valentine. Los primeros los asociamos, al menos hasta el advenimiento de lo psicodélico y luego el hippismo, las meleneces desaforadas y las barbas despeinadas, a cierto cursilerío, en letras cándidas y fotos siempre risueñas y "teen". A My Bloody los vinculamos a una música sostenida sobre la idea del ruido puro y a unos directos sencillamente crueles con el aparato auditivo del respetable.
Me hizo gracia encontrar esta foto en una página japonesa, con una imagen que desconocía de los  ruidosos escoceses (malicosamente irónica, pero vamos, que cualquiera se los imagina montando el caos sobre un escenario, viendo esa estampa con globitos... uno se imagina a unos moñas poppie)

Mas lo que ha sido un shock es esta portada original del disco "Yesterday and today" (idea del presuntamente blandito Paul McCartney, rápidamente censurada en su día):

Que la historia de esta carátula debe ser celebérrima, pero mira, yo no tenñía ni papa.
Y ya está, ala, gracias por la atención, circulen, no me formen grupoooos...

09 enero 2013

Política mierder

Aunque el boom mediático de la corrupción política sucedió con el último gobierno de Felipe González (merecidísimamente, con el caso Roldán a la cabeza) la verdad es que el ruido orquestado entonces, con el diario El Mundo encabezando con sus portadas las denuncias, justas y necesarias, contra el abuso de la clase política de este país (bueno, del PSOE más bien, pero es que estaban podridos), pudo tener algo de amplificador. Las consecuencias es que con el "aznarato" se dio una relajación, una aparente purga del pelotazo's culture, y sin embargo la corrupción en política ha sido casi permanente desde ese programa de incentivo del ladrillazo hasta la mera codicia de la clase dirigente. Un fluir con momentos tan brutales como el roldanazo. Léase caso Camps, la operación Pokemon en Galicia que salpica de mierda a todo partido que tenga poder, los espionajes madrileños, las declaraciones "estoy en política para forrarme" (by Vicente Sanz, del PP), las acusaciones de cuentas en Suiza hacia Mas y Pujol, Marbella a saco, el escándalo de los ERE en Andalucía, aquí en Vigo y alrededores tenemos el caso de las licencias urbanísticas en Nigrán... sospechas, certidumbres, acusaciones, imputaciones, políticos manteniendo o queriendo mantener poltrona a toda costa, inculpados, absueltos (como el propio Camps, buf...), condenados... así hasta llegar al padre natural y con boina del cordero: el ex presidente de la diputación de Ourense, Jose Luis Baltar the man.


 En esta figura execrable, populachera, paleta, astuta como un zorro y maliciosa como una vívora, se aglutinan los patrones "de fondo" de nuestra clase política. Aderezada con pose de pueblo llano (imagen asquerosa de la sencillez que convierte la llaneza aras de suelo en personaje inmundo del franquismo centrista). Pero más allá de esa pose de marulo en bruto (que no de persona sencilla y humilde) está la verdadera cara de Baltar the man. Avaricia ilimitada, respeto cero por las instituciones y por el sistema (ya saben, el carretaxe es casi patrimonio de este señor, debería cobrar copyright), enchufismo (por ahí lo quieren trincar)... cacicato gallego puro y duro.
Más allá del aspecto pateticómico del individuo, y ser reflejo de una Galicia que no queremos ni nos identifica, Baltar es la destilación definitiva y bruta de lo que, parece, quiere ser la clase política nacional.
PODER.
Para conseguir RIQUEZA PERSONAL.
Pero no es necesario llegar a las ilegalidades, la corrupción delictiva de los casos expuestos... cada vez veo más vírico el sistema, sobre todo de un tiempo a esta parte, con un PP que está poniendo el estado de bienestar patas arriba, privatizando lo público, coartando las libertades (aborto, elección de una educación laica, derecho de huelga... hasta los idiomas regionales están sufriendo bajo el yugo del imperio de la ley viciado por el modus operandi del PP), y manejando los medios de comunicación públicos a su antojo.
El problema es que no creo que el PSOE sea demasiado diferente en el fondo. Sí, su política social es, no hay duda, más aperturista, progresista, pero en el fondo intuyo que efectivamente venga quien venga, en este país seguirá echándose a la puta calle a pobre gente que no puede pagar una hipoteca (concedida en su día en precario) mientras esas entidades desahuciadoras se la meten por detrás al Gobierno para que este les suelte, por su boca hedienta, el dinero que necesitan para seguir anunciando, año tras año, beneficios.
Lo diré claro, este país está titiriteado por una puta mierda de casta oligárquica, un despotismo nada ilustrado, un asco que toma los ejes de gobierno y los centros que gestiona para instrumentalizarlos, al servicio del capital, del poder, del dinero, obviando la verdad, que ellos deberían ser mero testaferro temporal de una gestión popular. Eso es la democracia, y no lo que tenemos.
La mierda saliéndole por la boca. Al menos en los cómics de Shintaro Kago, es una forma de arte (visceral, simbólico)
Es curioso que mientras menda recocía todo esto (en serio, llevo dando vueltas al tema semanas) aparece estos días una propuesta nueva en el paisaje poítico, el Partido X, que no obstante es tan original que suena a broma.
Mientras, podríamos pensar que algunas propuestas muy minoritarias sí valen la pena y merecen nuestra confianza (el positivismo ecológico de EQUO, quizá) pero carecen de peso en la realidad parlamentaria, en los mecanismos de Poder a los que no se accede sin la connivencia de los toros vértices de ese pastel-para-pocos (los media, el poder financiero). Al menos de momento.
Y quien sabe, igual como predican desde su anuncio, el futuro sea de esta formación X que propone desmembrar el sistema (viciado) desde dentro.
De momento solo sé una cosa. Me gusta´ria creer que el poder es más sano cuanto más microscópico. Una alcaldía versus un presidente de Autonomía, y tal, pero la verdad, no. Todos untados. No me gusta la política, cada vez menos, porque está siendo entendida como el juego de tablero en que unos nombres propios luchan por hacerse con el control como meta personal, y no como un mecanismo de gobierno del bien común para el que, es la teoría, debería funcionar la clase dirigente en las democracias.

02 enero 2013

lo que viene: Yo La Tengo - "Before We Run"

Pues nada, bajo la producción del líder de Tortoise, lo nuevo de los de Hoboken, como cada vez que mueven ficha, promete y NO defrauda. Pop, psicodelia, arreglos exquisitos y ese talentazo melódico siempre al primer plano:

01 enero 2013

TEBEOS DE 2012 (AVANCE MISTERIOSÍSIMO)

Claro que sí, cómics, los que más me han gustado en 2012. De eso hablaremos pero no aquí. Ya saben, tricefalia, varios blogs. Aquí, cajón de sastre personal. Allá, les habla el especialista dicharachero sobre cómics.
Pero antes de desvelar en "Serie de Viñetas" mi lista de tebeos de la añada (simplemente, cómics leídos en 2012 que recomeindo fervorosísimamente), os vacilo un rato y añado aquí un collage de tomas de imágenes-detalle de mis cinco de cabecera del año pasado.
La lista (y la identidad de estos cinco tebeos) pronto en el blog "SdV" (aunque cualquiera mínimamente conocedor del medio y lector de estos cinco adivinará fácilmente, en algún caso al menos, de qué tebeos se trata)