28 junio 2013

lo nuevo de... ¡PIXIES: BAGBOY!!!!

Pues eso, y nada más que añadir. Aunque Kim Deal ha anunciado hace no demasiado que dejaba al grupo (o al carrusel de actuaciones de viejos éxitos, que eso eran Pixies desde su reunión, prácticamente), aquí tienes un nuevo tema de los de Boston.

24 junio 2013

Clásica para niños

Hoy he leído con mi hijo un cuento de Érase... la música. Se trata de una colección de varias decenas de cuentos ilustrados en torno a compositores, que se acompañan de un CD.
Y bien, no puedo dejar pasar el calentón, el momento, para recomendarlos. No se trata de la calidad de los cuentos (que son bonitos y vistosamente ilustrados sin resultar una maravilla tampoco, clásicos, funcionales), sino de la música. Música clásica seleccionada en cortecillos breves, de pocos minutos, que se escuchan como notas al pie del texto. Con ello el niño aprecia la música de un modo juguetón, la hace argumento, color, cosas o tonos. Tristeza, unos pájaros, un hada, una carera... lo que el cuento (siempre protagonizado por el músico) relata, la música lo describe.

Y así el chaval va aprendiendo lo bello que hay en la clásica y, de un modo sutil, algunos conceptos como el ritmo, el timbre o el tempo.
Esta serie tiene sus años, yo me hice con ella en un coleccionable de El País, y con todo, hay una web activa que, con suerte, la vende aún. Visítenla

15 junio 2013

Historias CuCas (proyecto de revista)

En el principio fue el Imperio Chino. Es así. 
Hicieron una murallaca y dentro proyectaron un mundo a su imagen y semejanza. Con comida muy suya.
Luego durante el s. XX los restos de aquella cultura se expandieron en forma de restaurante, por el mundo todo. Proliferan los espacios de comida china.
Y finalmente el 1 de diciembre de 2012 la gente de Entrecomics, el autor Pablo Ríos, Gerardo Vilches, Elisa McClausand y servidor comimos, sí, en un chino.
Fue allí, lugar místico, cinético, telúrico, apócrifo y mágico, donde surgió la idea de hacer un proyecto de teoría sobre historieta. Gerardo lo barruntaba, yo había pensado en estas cosas también, incluso habíamos hablado el tema por mail. Pero fue China y su poder ancestral la que, propiciando el tête à tête, cristalizó la idea. Las cosas, a la cara. Con comida china entre los incisivos.

Y la idea es la que ya es conocida, pero quiero contarla desde mi ego.
CuCo, Cuadernos de cómic

Una revista sobre cómic, que divulgue en una zona crítica (con un ojo puesto en el presente), pero que, sobre todo, haga discurso, debata el cómic, lo piense, lo estudie En un cuerpo de ensayos rigurosos. Y para ello hay muchas firmas muy capaces, y sobradamente conocidas por la comunidad de la historieta.
Pero, sin dejar de contar con ellas (de hecho, contamos ya con un puñado de nombres que no puede hacernos más feliz y que deseamos cristalicen como firma del nº 1 de CuCo), la idea que me parece más atractiva y quizá osada, es la de considerar qué momento vivimos. Considerar que se ha perdido una generación de pensadores nuevos por falta de lugares (alguno hay, pero nunca sobra uno más, y aún somos pocos) y que hay un perfil de académicos, jóvenes, ajenos a los saraos del "mundillo", pero que leen y conocen y disfrutan los cómics. Porque hoy el cómic es menos endogámico que nunca, al menos que en décadas. Y que mucha gente desde sus especialidades académicas puede desear escribir algo. Algo fresco porque su firma es completamente desconocida. Algo valioso porque su perfil así lo indica.

Pues qué puedo decir, que desde aquella comida hemos trabajado lento pero seguro, sacando tiempo al tiempo libre, involucrando a Bernardo Pazó (un amigo mío que sabe de lo que nosotros no) para el diseño de la web-en-construcción (y en un arremangue colosal que agradecemos infinito, en el blog... si te gusta, díselo a él). También hemos contactado por lo bajini con mucha firma de peso específico y que nos gusta más que chuparnos los dedos. Hemos comprobado así que hay ganas y que la gente es entusiasta. Hemos comprobado que nos siguen en redes sociales y en visitas directas un porrón de gentes (tres ceros, oigan, podemos chulearnos). Y hemos recibido mucho ya, antes incluso de que llegue Septiembre, fecha que nos hemos marcado para sacar un nº1 que deseamos antológico.
Ojalá todo ruede como está rodando en este momento. Y si no, pues miren, yo ya estoy contento con todo lo que ha pasado alrededor de CuCo, Cuadernos de cómic

09 junio 2013

My Bloody Valentine - I Only Said (live at Optimus Primavera Sound, Por...

Y el cénit, el horror vacui sónico creado por My Bloody Valentine. Volvió a demostrar que lo suyo no es de este mundo.


Mira que Dinosaur Jr. y sobre todo Swans habían forzado la máquina del volumen, pero lo de los irlandeses de lava es para sentirlo/sufrirlo en directo. No sirve de nada, de absolutamente NADA, "youtubearlos": hay que tener al Dragón delante para sentir su fuego.
A ver. Yo venía "aprendido", los ví hace cinco años. Por eso llevé tapones para las dos personas que me acompañaban (que no son catadoras de extremos sonoros). Al segundo tema ya me los pidieron.
He leido que su show se escuchaba desde hoteles a un kilómetro del recinto. He sentido el miedo de que aquello podía provocar daños físicos en mi aparato auditivo. He flotado en su lava de sexo sonoro, ciclos turbulentos de ruido en olas de distorisón, voces gimientes como orgasmos psicofónicos sepultadas en volumen de guitarras sin medida.
La pista de baile gaseosa de sus temas casi dance, sonando como un avión en despegue. La brutalidad de sus años ochenta convertida en materia para angustiar pechos y estómagos (y oídos, claro) y un final infernal, con ese "You Made me realise" que se deshace en su mitad y se convierte en diez minutos de una única nota perpetuada a un volumen doblado (el parque entero vibraba literalmente), solo pueden entenderse de un modo. Experiencia.
Mejor, de dos modos. Porque si uno admite que hay lecturas y hay cine y hay arte plástico creado para hacer sufrir al intelecto, MBV transportan esa idea (el arte experimentado como sufrimiento y dolor, a la Francis Bacon o a lo Haneke) a lo musical y a lo físico. Sin artificios (ellos como postes de telégrafos sobre el escenario, sin dirigirse a la audiencia nunca, empequeñecidos por una gran pantalla donde se proyectaban imágenes abstractas). Sin poses, solo con un sonido inclemente.
Fue increíble y también temible.
Lo volvieron a hacer, vamos...
Pero da igual. Si no estabas allí, no me entiendes. Ni con ésto:

Concierto de Los Planetas en el Optimus Primavera Sound 2013

Los Planetas de Granada llenando de público uno de los escenarios principales de Oporto.
Gustan, o no, pero es innegable el estatus de los autores de "Una semana en el motor de un autobús". Celebraban el 15 aniversario de esa obra maestra del rock nacional. Y se comenta que en el primavera Sound barcelonés resultó un petit fiasco... Bueno, en Oporto se resarcieron con creces.
Primero porque en Portugal el espectáculo no falló. Frente a Barcelona, las pantallas anexas al escenario sí retransmitieron los vídeos ad hoc (maravillosos, realizados por Max). Fue un show impactante, donde el grupo se desdibujó en un contraluz de proyecciones, iluminación y niebla carbónica mientras las pantallas solo emitían los vídeos (nada de imágenes de la banda por pantalla grande).
Y el sonido fue perfecto, templando ese estado de narcolepsia y euforia ya característico del grupo. Acompañó también la voz (salvo en un par de ocasiones, como una deslucida "La Playa") y en los bises, tras interpretar por orden y en subidón (cada vez a más) el disco de aniversario con una "La copa de Europa" demoledora y tóxica, ruidosa y enfebrecida, bises de de lujo reivindicando su presente psico-jondo: "Alegrías del incendio" y un tremendo "Ya no me asomo a la reja".
Ambrosía. Y Duende.
El vídeo es atorz, pero revela esa euforia general tan propia de los conciertos de J, Florent y compañía.

08 junio 2013

Dinosaur Jr @ Optimus Primavera Sound Porto

Dinosaur Jr, clásicos muy vivos, estandartes de todo el rock alternativo. Conciertazo. Volumen a tope (bueno... Swans sonaron más tremendos aún, y de volúmenes hablaremos pronto por aquí con otra actuación) y actitud (tranqui y desenfadado Mascis al micro/guitarra, enérgico y casi cabreado Lou Barlow al bajo).
Pepinazos de rock eléctrico, uno tras otro. "Feel the Pain", "Freak Scene", "The Wagon"... clásicos del rock a los que se añade, claro, su versión incendiada del "Just like Heaven" de los Cure, que también sonó a toda pastilla.
Grandes sin alaracas (como ves, tocaron de día, no ha lugar a luces ni a nada más que rock para negra)

07 junio 2013

SHELLAC live @ Optimus Primavera Sound 2012 (2)

Es muy difícil hacer ver con un youtube de mi$rd@ lo especiales que son en directo Shellac.
Austeros (nada de luces de colores, blanco todo), concisos, tensos como serpientes acorraladas y con un fabuloso sentido del espectáculo, divertidísimos, virtuosos instrumentistas, con un sonido perfecto y repitiendo todas las virtudes que dije ya en su visita a Vigo.
Uno de los shows del festival, sin duda. Albini no da fallo.

06 junio 2013

Manel @ Optimus Primavera Sound Porto - Dia 3

No fue el mejor concierto, ni a la mejor hora, faltó feedback con la banda (saludaron en inglés, chapurrearon en porugués) y mejorar mucho el sonido, pero los Manel son siempre una bandeja de jugosas frutas pop. Canciones como este "Al Mar" (tan pegados a la playa, además) siempre son bienvenidas.

05 junio 2013

Swans en el Optimus Primavera Sound

SWANS, el pozo oscuro, el precipicio.
Sonido brutal que incluso me hizo echar las manos a las orejas una vez (se percibe esa crudeza en la captura, que se satura con el volumen de los cisnes), actitud fiera, crescendos de vértigo y un Michael Gira chamán, líder y todo carisma. Aunque nada complaciente.
Soberbios, aunque eché de menos algo de su lirismo de estudio. Ellos prefieren llevar al directo su lado más tremendista, y tremendistas fueron.

04 junio 2013

Blur - Girls & Boys (live at Optimus Primavera Sound, Porto, 31-05-2013)

Vamos allá.
Optimus Primavera Sound.
Lo que ví, en capturas de You Tube, según las voy encontrando. Esto da mala calidad pero calor real, claro... abrimos con Blur en olor de multitudes (británicas casi todas, por cierto, qué marea de anglos).
Lo ingleses, que vuelven tras iez años de separación, fueron potentes, vinieron con ganas y a por todas. El sonido flojo (al menos hacia atrás donde yo estaba) y la gente ante su ídolo (esa actitud que tanto me gusta, sí).
Chorro a presión de hits incontestables de una banda que, ante todo, se posicionó como un clásico a la altura de los clasicazos de toda la vida. No es difícil cuando tienes maravillas en tu repertorio como este Girls&Boys con el que abrieron su show (y ya de paso, provocaron el delirio tremendo desde el minuto uno, claro... ¿quién se resiste a esta canción?)