25 noviembre 2013

Graf me motherfucker! Cuenta atrás: cuatro días de nada

La verdad, si un evento alrededor de la historieta me apetece, ese es GRAF.
Por muchas razones, pero la primera, por el personal humano implicado de un modo u otro. El tío Berni, Fer, Mar e Iñaki de Entrecomics. Borja Crespo de... muchas cosas, Gerardo Vilches, mi hermano de sangre CuCa, los artistas Mireia Pérez, Darío Adanti, Mauro Entrialgo, Pepo Pérez (a quien servidor invitó a las Jornadas sobre cómic en el Museo de Pontevedra el año pasado hace exactamente un año, el 29 de Noviembre de 2012), el marvelita Javier Rodríguez (Daredevil, Spiderman...) que también es, fue y será alternativo, y Paco Alcázar, Luis Bustos, Manuel Bartual,...
Más gente, más: Christian Osuna, que me entrevistó para su programa de radio al hilo de CuCo, el escritor, crítico y amigo-trash Rubén Lardín, y gente que SÉ que se va a pasar como menda, por ir, porque Graf apetece. Olaga Ayuso, y ¡EEEEEH, ese Pablo Ríos aka Tebeobien!, y Miguel Porto tan lejos tan cerca, y amigos personales y familia que hace mucho no veo y que podrían pasarse, porque ya que anda por allí el Octavio Pasajero, pues me paso, y... joder, sé que me olvido de gente pero esto no va de mencione, sino de que se entienda el concepto:
Va a arder Troya
Troya ardiendo. Recreación, un cuadro, no foto. Foto el sábado.

24 noviembre 2013

BODY/HEAD, Coming Apart

Kim Gordon, 50 años. Artista plástica. Música profesional desde 1981. Bajista, vocalista y guitarrista de Sonic Youth. Tiene, como todos los cachorros sónicos, más proyectos musicales en su cv. (Free Kitten, Harry Crews). Se ha divorciado de su marido, el otro Sonic Yout Thurson Moore, y en el tránsito a ver qué pasa con la banda (de momento, parálisis total) ha movido, como todos los Sónicos, su propia ficha.
Body/Head es el proyecto más vanguardista y extremo de los surgidos de la diáspora Youth. Lo forman Gordon y el guitarrita Bill Nace, y su largo de debut, Coming Apart, cabe valorarlo como una reafirmación difícil de encontrar hoy día.
Una artista que sigue tensando la cuerda, que cuando podía lanzarse a un funkindiepunk tipo "Bull in the Heather" (lo más parecido a un hit de Gordon con Sonic Youth) se entrega a la faceta menos cómoda de su música, la que practicó con su banda madre en su propio sello (SYR, cosas como esto).
Tampoco, ojo, se trata de uno más en una cadena de discos experimentales de ruido abstracto a la manera de lo que ya es conocido: esto no es otro lanzamiento más de SYR, sino que Body/Head bucea en el ruido blanco y estático para regurgitar un personalísimo spoken word, recitados entre el duermevela y la histeria de la claustrofobia, que surfean sobre cortinas de guitarras abstractas y punteos minimalistas. Dos guitarras, una voz. No hay más. Cada eléctrica entrando por un canal. Punto.
Y con tan poco, Gordon y Nace montan un objeto avant garde que difícilmente escucharé dos veces el mismo mes, por áspero. Hay canciones, sí, pero el artefacto es un todo de tensión zigzagueante, guadianesca y abstracta. No subidones imperiales a la Godspeed You! Black Emperor, aviso, sino en todo caso, psicofonías de íncubos muy cabreados con El Otro Lado.
Un disco doloroso e informe, agresivo y despiadado. Valiente (repito, Gordon lleva más de treinta años en el negocio... y entrega esto: ole sus ovarios).

23 noviembre 2013

300 (followers)

He alcanzado la graciosa cifra de 300 seguidores en Twitter. Oye, que tampoco es gran cosa, ¿eh? pero es tan redonda y... no sé a qué me recuerda...

"Uh, uh uh!"

...que me hacía gracia convertirlo en un post.
En esa red social más menos el 70% de mis comentarios hablan de cómic y el 20 de cualquier cosa de la realidad que me toca, rollo personal, así que las gente que me sigue por mi presencia pública en Faro de Vigo como crítico musical me temo que tienen poco que leer ahí (un 10% del contenido, y ya los melómanos de la clásica ya ni te cuento... ¿un 0'3% de twitts, quizá?). Lo musical (indie rock al margen, ahí me tienes a full) no dejo de verlo como un vínculo profesional, lateral en Twitter. Uno que me hace feliz y que asumo con todo el rigor del que soy capaz, claro, pero... en Twitter al menos... Lo mío es el cómic.

Bueno, 300. ¿Qué somos? ¡¡¡ESPARTANOS!!!

17 noviembre 2013

DAVE BRUBECK QUARTET Time Out


Cool jazz en estado puro. Ya lo hubo en estos 1001, y sí, el cool es... cool. Molón. Todo aquí es agradable y adictivo, suave y refinado, culto e inquieto.

CANCIONAZA, POR DIOS, Take Five, para ecuchar en bucle odo el día.



 Y bueno, con este disco se acaba la década de los 50 en el libro. Me faltó Bo Diddley, y el rock es, anted que Lp's de autores, sellos y más ello. Un "Complete" de Chess o de Sun hubiera sido más ilustrativo que un LP de, por ej, LittleRichards a palo seco (por bueno y enorme que sea Little, claro)

MARTY ROBBINS, Gunfighter ballads and trail songs (19959)

Esto es como la Concha Piquer, un señor que abreva y reinterpreta una tradición. No copla, claro, sino country.
Y como la Piquer, lo hace guay, y debe haber constituido un canon y tal. Pero ya puestos, ¿porqué ninguno de los discos de este listado de 1001 es una de esas cajas de rescatadores que, grabadora en mano, perpetuaron con su trabajo de campo la verdadera raíz, las músicas populares de anónimos intérpretes del profundo oeste americano? Lo pregunto porque las hay.
Bueno, lo cortés no quita. Buen disco, buen cantante.
¡Eh, y puntazo de vídeo!:

16 noviembre 2013

MILES DAVIS Kind of blue (1959)


Para mí este disco es el epicentro del jazz. Todo parte o llega a "Kind of blue", del jazz más espeso al más evocador, del alegre antiguo al free más inabarcable. Todo cae en este disco de Davis o parte de él, con lo que además, pues reconozco que no es un disco de los de cabecera en mi discoteca, en tanto que no soy yo muy jazzie.
Pero al César...

12 noviembre 2013

Tertulianos como la más alta expresión del pensamiento dialéctico y un huevo

Fabuloso. En La Sexta, hace cinco minutos: se discute sobre "Cásate y sé sumisa", ese libro.
Al alegato crítico de una contertulia "progre" que pone al artefacto a caer de un guindo, un contertulio "caspa" contra argumenta hablando de que ... ¡es peor "50 sombras de Grey" y que nadie dijo nada! ¿Perdón? ¿Estamos locos, bobos o qué?

En serio, yo me paso a las tortugas y los albatros de La 2. Bueno, generalmente no veo la tele a estas horas, así que  ni tortugas, ni albatros, ni...
Tertulianos.

10 noviembre 2013

RAY CHARLES, The genius of Ray Charle (1959)

Ray Chrales lo tenía todo. Tenía el swing, el mood, el mojo, el soul y el punch y todas esas palabras chupis inglesas que dicen tanto pero que no entendemos demasiado bien.
Porque Charles era la música negra del siglo XX concentrada y punto. Y en ete disco, en la cúspide de su energía y talento, en la veintena, está comiéndose el mundo.
CANCIONACA, aquí la hay, esa bárbara Let the good times roll y sus aullidos cavernícolas y desmelenados.

09 noviembre 2013

Voces Femeninas 01: Lady Lamb the Beekeeper

Pocas cosas me merecen más la pena en la añada musical viguesa que el mini festival "Voces Femeninas", y este año intuyo que va a ser de traca.
Para empezar, acabo de alucinar en colores con este vídeo de una de las voces que disfrutaremos en unos días. Lo siento; son casi siete minutos y ya lo sé, hoy nadie se para a escuchar música, eso son cosas para el coche o que suenan en los anuncios. ¡Y por favor, siete minutos, pero esto qué es! Tres, y sobran 50 segundos.
Pero cuando uno aún piensa que el arte existe para impactarnos, estos siete minutos nos merecen la pena y alimentan un día entero.

ELLA FITZGERALD "Ella Fitzgerald Sings the George and Ira Gershwin Songbook" (1959)

Esto va de gusto personal, ya sabes. Y en el mío Ella es mucho. Ni la Holiday (que es mejor, sí) ni la Vaughan, a mí el tilín me lo hace esta señora.
Se une a las composiciones de Gershwin con ese toque de elegancia total, una orquestación suntuosa y una caja de portada 100% "cool" y ea, masterpiece al canto.
Y ya cuando se pone con el scat... me loquea, por eso aquí va en directo dos años antes. El (quíntuple) disco te lo escuchas entero en you tube luego.

SARAH VAUGHAN At Mister Kelly's (1958)

Auténtica seda en su garganta, la voz de Vaughan es un must para todo el que presuma de gusto musical, ¿no? Sí.
En directo (un tema que no pertenece al disco, pero ejecutado en el 58)