31 diciembre 2013

MUDDY WATERS at Newport (1960)


Disco de blues y rythm & blues muy puta, muy canalla, muy perraco. Esto es sucio. Mola
CANCIONACAS, MUCHAS. Hoochie coochie man, I got my Mojo Working...

26 diciembre 2013

RIP Germán Coppini

El punk y el pop tecno (más que el tecno-pop). Siniestro Total y Golpes Bajos.
El lapo en la cara y la mirada culta.
Germán Coppini simbolizó una nueva Galicia (él, natural de Cantabria) que no era morriña y gaita.
Y capitaneó un nuevo pop para una España que se abría culturalmente.
Y compuso algunas de las mejores canciones de la música en castellano de todos los tiempos, como esta.

Descanse en paz

25 diciembre 2013

THE NATIONAL, Trouble will find me

Antes de que el año remate querría hablar, manque breve, de algunos discos/discazos del año que se va.
Uno desde luego es lo último de The National, un disco del que leí apreciaciones bastante tibias y que sin embargo a mí me encanta. Un trabajo de madurez de la buena, porque donde la banda tiene los aperos precisos para hacer stadium rock engolado y de mecherito (móvil, o lo que se lleve encender ahora en estadios) merced a un rock templado y con querencia a la épica, una instrumentación elegante y una voz del carajo de buena... ellos optan por el soto voce, por una contención que no escatima en la riqueza... pero del detalle.
La voz maravillosa de Matt Berninger podría pretender ser un nuevo Bono (U2) pero jamás eleva el vuelo, ni se crece en octavas para asombrar por la vía fácil, sino que tensa el nervio y hace derivar a los temas por una penetrante melancolía derrotada.
Y bueno, hay mucho de lo que tiene que pesar sobre todo: canciones. Cancionazas, todas, sin excepción. No doy un solo título porque "Trouble will find me" está acorazado, es inquebrantable, y no hay (pienso) destacadas o singles potenciales (otro concepto inmediato del que huyen The National con sabiduría).
Lo dicho: maravilloso rock crepuscular, para perderte en soledad en la noche, entre humo y neones, pensando en las cosas que te hacen sentir abatido. Y quizá para encontrar asideros para seguir adelante.
Adereza el guiso una querencia por hacer el ganso en sus últimos clips bastante desconcertante:

Parecidos razonables, no lo niegues.

 ¡Doctor no puedo evitarlo... este señor que canta "Papito"... 
...cada vez se me parece más a este que canta "Sexo, Dios, Sexo" o "No hay palabras, no hay pensamientos"!

(A veces, ni necesita cantar para dar cosica).

22 diciembre 2013

El aborto

El gobierno tiene el descaro de suprimir como causa [del aborto] la malformación del feto. Cuando tiene al país acogotado y sin asistencia en tantas cosas. Un país donde las familias que tienen hijos con problemas ya están desasistidas, sin respaldo oficial, sin medios, sin centros adecuados... ¿Con qué leyes de asistencia, con qué fondos, con qué medios se encargará el Estado de los niños que nazcan con malformaciones graves? ¿Se llevarán Rajoy y sus ministros a su casa a los niños deficientes o minusválidos? ¿Velará el ministro Montoro personalmente por ellos? Las mujeres embarazadas que no puedan estudiar ni trabajar por maternidad incompatible, ¿serán subvencionadas por el ministro Gallardón? El aborto no es un método anticonceptivo.Pero es un derecho de toda mujer. Ella debe decidir, al comienzo de la gestación, continuarla o no. ¿Qué tienen que ver monseñor Rouco y sus colegas con la sexualidad o la maternidad de una mujer? ¿Quién les atribuye ese arrogante derecho? Si un Estado no puede garantizar asistencia a familias con problemas, menos puede obligar a mujeres a ser madres en circunstancias adversas. Más valdría dedicar leyes a educación sexual y responsabilidad de hombres y mujeres, para que ellas puedan luego juzgar y decidir su futuro. Madre sólo puede ser quien desea serlo y está en situación de serlo. Imponer maternidad forzosa en nombre de la moral católica es infamia. Y ante una infamia (yo la considero como tal) es vil guardar silencio, y es digno rebelarse y combatirla. Allá cada cual con lo que hace.
Este párrafo junta varios tweets del escritor Pérez-Reverte.
Creo que es evidente que la cosas son como las pinta el creador de Alatriste, y lo triste, valga la semi-redundancia, es vivir en un país que aún, hoy, en 2013, necesita que exabruptos como este, una obviedad, verdad de barquero como la copa de un pino, deban ser debatidos.
Para mí el derecho al aborto es un concepto como la traslación planetaria, algo que es y que debe ser, sin más, a nivel institucional y social. No un crimen ni una cuestión moral. Lo criminal es censurarlo.
Plato distinto, cuidado, es la moral de cada cual, sujeto en 1ª persona que tiene TODO el derecho del mundo en estar de acuerdo o no con el asunto. Y a practicarlo o no. Pero como sociedad es necesario vivir en un marco legal que contemple ese derecho de la mujer, pues lo contrario es impulsar un Estado doctrinario.
Y ya hemos vivido en uno. De hecho a estas alturas del peperato rajoyino, diría que en dos.

Navidad.

Ya estamos ahí.
Venga, Tom, cántanos un villancico:

20 diciembre 2013

JIMMY SMITH Back at the Chicken Shack

¿Pero qué título es este para un disco? Da lo mismo cunado el disco es de la elegancia molona de este artefacto, y si por encima tiene la mejor portada de la historia junto con Pet Sounds de Beach Boys, oye... pues nada, que muy buen disco jazzie con un órgano Hammond ahí a saco.
CANCIONACA, sí, la titular, cómo no. Cool thing te lo juro.

19 diciembre 2013

THE EVERLY BROTHERS A date with the (1960)

Por favor ¿hay algún doctor leyendo esto? Es que me ha salido un pastelito merengado en el oído derecho mientras escuchaba este disco.
Con todo, sí, influencia gordísima en el pop. The Beatles los primeros.


MIRIAM MAKEBA, homónimo (1960)

Mamá África, ahí es nada el sobrenomrecito.
Pues poco cabe añadir. Un disco, el de debut de Makeba, donde lo europeo (y norteamericano) se mezcla maravillosamente con los sabores de su tierra natal, una obra fundacional des sono mundial o como se diga, que al escucharlo masajea los oídos. Embriaga. No se puede pedir más.

08 diciembre 2013

"Un profeta", de Jacques Audiard


Pillar un género por las solapas y hacerlo vibrar. Agarrar por los mismísimos sus códigos, respetarlos y entregar un relato que no sepa a tostada de ayer recalentada. Así lo hace Audiard. Con amor por el polar, con fibra en cada tejido, sin sebo.
Ascenso sin caída de un paria encarcelado abe Dios porqué, analfabeto y demasiado joven para una cárcel, camino trazado desde lo más bajo a un determinado trono. Verité falso, estilización de la vida carcelaria que sin embargo, y no es paradoja, fuera los límites del hardboiled al retratar la dureza de tal entorno.
Menudo peliculón, "Un Profeta", un viaje que se pasea por imágenes oníricas (¿proféticas, visionarias?) y bofetadas de hiperrealismo carcelario con especial mención a una violencia latente y en ocasiones manifiesta, de una crudeza poderosísima, hiriente.
Una historia sucia en un entorno sucio, donde la cámara pivota enfermizamente alrededor de y para los personajes. Actuaciones sobresalientes, de pequeños gestos casi inadvertidos que van dando, pincelada a pincelada, el rerato de cada individuo.
Cine, en fin, del que araña y marca.

07 diciembre 2013

JOAN BAEZ, Joan Baez, (1960)


Joan Baez hace de 1960 la década de los 60. Su música en los huesos (guitarra y voz, acompañamiento ocasional de 2ª guitarra), su voz trémula, y su interpretación desnuda del folk tradicional con arrebatos de compromiso social (como "El preso número 9", en imperfecto castellano) preludian una década que no podía ser de ninguna manera parecida a la anterior.
Y su debut es, por tanto, un disco de campanas (con preciosas canciones, además, que suenan totalmente contemporáneas)

02 diciembre 2013

GRAF MADRID

Graf Madrid, como una exhalación pero con la contundencia de una bomba de megatores (reconvertida a buena honda, creatividad, humor y amor).
Cómics, en venta y en debate. Cómics DE AUTOR, que son otra cosa, le joda a quien le joda.
Se pueden decir muchas cosas de Graf, la primera es aplaudir a sus artífice. La 2ª, que el espíritu que lo anima no puede gustarme más: voluntarioso, animado, de camaradería, y feliz por ser y por estar. Por defender el cómic menos mainstream, por aportar por la vía de do it yourself una idea de resistencia cultural.
"Maldita sea, si somos 3.000 los que soportamos ésto, y no va a haber más" dilapidó un siempre certero Rubén Lardín en una charla. Y sin embargo, un puñado de esos 3.000 se paseaba con alegría por el mercadillo en Espíritu 23, un lugar perfecto, dando el tono de pseudo-semi-clandestinidad gozosa. ¿Cultura subterránea? Bien, sí y no. En realidad la presencia de editoriales asentadas o reconocidas como Atiberri o ¡Caramba! al lado de dispensadores de fanzines hermana una línea de autores y obras, no a través de la teorías sino de la práctica. Cuando un autor como Nacho García con exquisito artefacto publicado con lujo y gusto ("Pulir"; Fulgencio Pimentel) se acerca a un stand a dejar una suerte de fanzine-con-cera de color para venderlo, los vasos comunicantes dan la pauta.
Graf expone que si la cosa se hunde como industria, tres mil pueden revivirla disfrutándola aunque el resto del barco ni se entere. Graf es la orquesta del Titanic y toca melodías de puta madre, y no nos importa que el barco se hunda, sino disfrutar el viaje.
Graf pide a gritos calidad, autor, acción. ¿Cómo se venden más cómics? Hubo una charla al respecto, pero quizá Graf vino a decir que lo importante es dejar un bonito cadáver. Y confiar que si hay solución/cura/salvación para el cómic que tan tan mal está... será a través de la personalidad del autor, sea en una novela gráfica como lo nuevo de Paco Roca (prestigio mediático absoluto) sea en un cuadernillo grapado como los mentados artefactos de Nacho.
Si en otros lados se esfuerzan por apuntar con bala al hermano carnal, Graf simplemente se autodefine (en dos ediciones, en solo dos) y de muestra: creatividad y discurso, ganas, reflexión, humor.
Y bueno, a nivel personal, uno, que es del finis terrae, se ha cruzado con tanta gente conocida de la red (y no ha podido saludar a unos cuantos, también, porque aquello fue la locura de acá para allá), que solo me disculpo por no dar nombres, sino saludos a todos ;)
Ah, y Pablo Ríos, que en sí mismo me parece que sería un concentrado hecho carne de todo el espíritu Graf que acabo de describir, fue, cómo no, quien me arrancó la mayor carcajada que pude haber soltado este fin de semana. Aún no sabe, lo apuesto, a qué puta hora salió mi avión.

Eh, una charla, la más petada