20 diciembre 2014

Depeche Mode - Music for the masses (1987)






Depeche Mode en 1987 eran una banda de culto a punto de dar el salto a masiva, sin embargo el título de este disco esconde más bien ironía. Música de tacto rugoso, entre el tecno, el rock y la querencia industrial berlinesa que capitalizó su pasado. Letras chungas sobre sexo, adicción, culpa. Y canciones como catedrales.
DM no eran Duran Duran, está claro. Este disco suena aún brillante, y ya sabemos que estaban en ascenso, luego vendrían dos discos más que merecen poemas.
CANCIONACA: Abrir un Lp con "Never let me down again" es, sinceramente, tenerlos cuadrados. Mentes más sensatas esconderían a medio disco algo tan enorme, en plan momento subidón. Ellos sabían que tras esta abriendo, vendrían otras maravillas como "The things you said", "Strangelove", "Nothing" o "Pimpf". Se sobraban.


19 diciembre 2014

Una nueva Cuba

La noticia de la relajación del bloqueo es un soplo de esperanza de desarrollo y hasta de ciertas libertades para el pueblo cubano. Para el resto del mundo y a la luz del telediario que acabo de ver también para España, los corazones, las lágrimas, los anhelos de las gentes que conforman un pueblo hermano son... bueno, son... a ver cómo lo explico.


18 diciembre 2014

THE DARK SIDE OF THE MOON (1973) Pink Floyd


Aunque el sonido empalagoso e inflado me agota (esos saxos, esos coros, bufff), y los solos grandilocuentes de guitarra me provocan bostezos,  y aunque prefiero a los Floyd de Barret inventando mundos que los de Waters engrandándolos (y ahuecándolos), sí se agradecen algunas melodías bonitas que, evidentemente, hay en The Dark side, y que este disco vendiese lo que no está escrito me deja pensando, en estos tiempos donde las radiofórmulas se nutren de consumo rápido, streamings voraces, jingles y canciones bobas, si algo así, con ganas de probar texturas y sonidos (aunque estén a años luz de coetaneos como Can o Neu!) se comerían un colín.

17 diciembre 2014

THE CURE, Pornography (1982)

Me canso de seguir la cronología del 1001 discos, a partir de ahora abro el libraco al tuntún y lo que caiga :)

Vamos, pues, con lo que "ha caido": "Pornography", de los Cure, esa banda de música tan suya y voz tan rara y actitud en escena tan quieta que sin embargo llenaban y llenan estadios de fútbol. Época requetesiniestra, en este disco.
Lo 1º la foto, sí, Robert Smith y los Cure también fueron chavalotes.
Y el disco es discazo, oscuro, tenso, un monolito de música ambiental pero nada gaseoso. Mucha melodía hay aquí, pero también mucho ambiente. Oscuro, claro. No me parece lo mejor de esta época "gótica" de la banda, pero son unos Cure en su momento, seguros de su sonido y a punto de dejarse llevar por nuevos senderos (en estos tiempos seguro que se tiraban todo el día escuchando ya a New Order)

Por cierto, Smith siempre me ha parecido un guitarrista fabuloso, ¿cosas mías?

16 diciembre 2014

En el anuncio de la Lotería no suenan Bon Iver

Por si mi club de fans se lo pregunta, a mí me gusta el anuncio de la lotería navideña de este año. Apela a cosas muy reconocibles, de telediario el 22 de diciembre, y a sentimientos universales (ese "cómo sería si..."), a buenos sentimientos, y se beneficia de un actor francamente bueno, que logra el cruce perfecto entre Osito Mimosín y Pollito Calimero.

Solo me fastidia el cuento la canción de James Vincent McMorrow, "Glazier", que calca DEMASIADO a un gigante, Justin Vernon (nombre artístico Bon Iver). Pero donde Bon Iver suena áspero y doloroso, logrando una sensación de tristeza aguda nada confortable (al menos en su debut, luego un segundo disco evolucionará las cosas), Vincent es algodón de azúcar y efectismos tramposetes. Bonito pero de evaporación rápida.

Recordad: Bon Iver, esos sí:

05 diciembre 2014

tUnE-yArDs en directo.

tUnE-yArDs traían el runrún: lo suyo sobre las tablas se sale de la estadística. Y la performance que nos ofrecieron en Vigo hace unos días lo rubricó. Hay que ver a tUnE-yArDs para comprenderlo, va a ser inútil intentaros convencer y mucho menos describirlo, pero venga, que no se diga...

Su propuesta mezcla la exuberancia polirrítmica de la música africana con el pop oblicuo de los nuevos modernos, se codean con el freak folk y con el dance más voluptuoso, rapean, exhiben raíces blues, y se lanzan a revolverlo todo dentro de una lavadora loca en pleno programa de centrifugado.
Su show se asienta en una puesta en escena impactante, con un escenario repleto de percusiones, con dos coristas alocadas, un bajista que también juega con cachivaches tecno, y un gusto por construir catedrales sonoras sampleándose y generando loops adictivos.
Luego tenemos la voz humana, otra selva, algo bizarro e intenso que macera melodías perfectas pero tirando a raras, escapando de los rituales de lo habitual, renovando el pop, vamos. Los trajes frikis, las coreografías alocadas, y un control absoluto de su propia tormenta, con un show donde prácticamente no pausaron ni cuatro veces en todo el shon entre canción y canción.
Conclusión:; tUnE sirvieron, todo junto y bien revuelto, uno de los conciertos más cojonudos y vitales que recuerdo. A la altura de Shellac (en registro opuesto) o la mejor Björk (en formato mini e indie neoyorkino).
Mirad la que montan con seis palos, una pandereta y un taburete:

29 noviembre 2014

Primal Scream, "SCREAMADELICA" (1991)

He vuelto a escuchar Screamadelica el otro día, así que lo calzo ya en 1001 discos.
Estoy, en ese juego, por los discos de los sesenta, y zasca, me piro a 1991 para afirmar que esta obra maestra de Primal Scream le da sopas con hondas (lisérgicas) a mucha psicodelia sesentera. Es un flipe del copón, hablanodo en plata, un subidón de éxtasis que hace pie (apenas, porque todo es flotar en este disco) sobre suelo rock.
La más perfecta mezcla eufórica y drogada del rock y el house, el soul y la psicodelia, la innovación sonora y las raíces.
CANCIONACA: varias, pero Loaded mata de placer.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza

En España La Guerra de las Galaxias (George Lucas, 1977se estrenó en verano de 1977, yo tenía siete años. El mazazo fue descomunal
Posiblemente estamos hablando de la primera película que realmente "me gustó".
Había ido antes al cine, pues claro, pero creo que la de Darth Vader fue esa primera peli que no obedece a la constante "me llevan al cine los mayores a ver una para niños" sino que yo pedí expresamente ver ESA película(seguramente espoleado por primos y amigos del cole, y también por la publi en televisión, aunque eran otros tiempos y en esto no había un bombardeo como el presente). Y la película me dio todo lo que esperaba y más: personajes carismáticos, villanos de traca, robots guays, todo tipo de extraterrestres, aventuras, acción, naves espaciales que te las creías, unos efectos especiales impresionantes. Gocé.

En 2015 se estrena la nueva, séptima ya, y es cierto que ni considero ya esta saga como algo fundamental, ni mucho menos valoro su vomitiva prolongación en los noventa. Pero mira... ahora dirige JJ Abrams, puede que esto se note en un brío nuevo. Y coño, que en la nueva vuelven Han Solo y los Skywalker, interpretados por los actores originales. Así que dime lo que quieras, que mi yo de siete años quiere verla (y llevarse al cine a su hijo, claro).

Ya hay teaser, disfrutadlo:

27 noviembre 2014

Mogwai - Teenage Exorcists (Official Video)

Music Industry 3. Fitness Industry 1 es el nombre del nuevo EP de Mogwai, y su single de adelanto apenas recuerda a la música de los escoceses. Es temazo, además, con las guitarras a tope y con melodías vocales como nunca antes.

23 noviembre 2014

Buffalo Springfield - Buffalo Springfield Again (1967)


Neil Young, Stephen Stills son los ejes de este discazo de folk psicodélico, raíces y vuelos lisérgicos sin desperdicio. No se arruga con los años, este traje.

Mejor este Papa

La noticia de que el Papa Francisco va a permitir que un matrimonio, una mujer y un laico dirijan –con rango de "subsecretarios" – organismos de la Curia vaticana – , es otro signo de que la cosa católica está mudando de piel. Para bien.  Desde que el argentino fue proclamado Papa pocas declaraciones resultan chirriantes, y muchas traen aires de contemporaneidad, concordia y compromiso con los más desfavorecidos.
Yo, muy agnóstico y nada cristiano, no estoy demasiado interesado en lo que digan unos señores que nos llaman hijos de Dios, concepto que me resulta muy marciano, pero seré sincero: vivimos en un occidente (y en un país) marcado por la cristiandad, que lo inunda todo cultural y mediáticamente, así que puestos a aguantar Papas, prefiero alguien como Francisco, con su carisma majete, sus declaraciones indignadas contra la pobreza o su firmeza contra los curas follaniñas, que no los maniquíes opusinos que llevábamos sufriendo desde los ochenta.
Por lo demás, la iglesia católica me parece algo a necrosar, antes que poner en valor, porque la ciencia y la historia nos gritan que todo lo suyo es mentira (el sentimiento homocéntrico; las mitologías pretéritas aplicadas a Jesús de Nazaret, resurrecciones inlcuídas, que desmontan su naturaleza, reducida a roba-mitos previos; el aprovechamiento del universo pagano para construir el santoral...), así que tras declarar con toda sinceridad que este Papa es cool, seguiré ignorando sus asuntos, como siempre. Bueno, cuando suframos su visita (que tocará tarde o temprano) igual no aguanto la sacarina y me desahogo. Pero de momento lo reconozco, es lo mejor que le pudo pasar a esa institución (de escaso recorrido evolutivo, es lo que es y basta leer el texto arriba enlazado para comprobarlo): hasta en South Park ha tenido su minuto de gloria, Francisco el Majo.
papa francesco south park

26 octubre 2014

CAMEL UP, juego de mesa familiar

Beinvenidos a la sección pater familias de este blog. Quizá si tienes hij@s o sobrin@s te resulte útil a la hora de hacer un regalo (cercana, recuerda... 25 de Diciembre ya lega).
Últimamente ando yo regalando al hijo juegos de mesa. Escapo bastante de los modelos más famosos y de las casas más, digamos, comerciales. Primero porque cada vez son más frecuentes los que combinan el tablero clásico con los gadgets electrónicos que no aportan nada. Y segundo, porque en cuestión de reglas del juego y su jugabilidad suelen ser bastante pueriles y con poca chicha.
El último hallazgo es Camel Up, un juego para niños a partir de ocho años que se hace atractivo para los padres, por su argumento (se trata de una carrera de camellos en el desierto en la que el jugador hace apuestas) y por sus regles (potenciando un poco de estrategia y un bastante de locura e imprevisibilidad) .


La cosa no consiste solo en tirar dados (estos se usan también, siendo el cubilete la waka-pirámide que ves en la foto... se introducen los dados por su pico, la legüeta cierra la pirámide, la agitas, la vuelcas y abres la lengüeta para que caiga un dado)
Mueve cubos, agita pirámides

... sino que el juego tiene más recursos (recursos para enloquecer la carrera, básicamente): se puede entorpecer el recorrido, se puede ganar pasta apostando por el ganador y el perdedor, y apostar por etapas o por resultados finales.
Vale, no parece nada del otro jueves, pero de verdad, jugado es muy entretenido (y espero poder jugar con más participantes.. admite hasta ocho jugadores), los camellos cabalgan sin control, se montan unos encima de otros en medio de la carrera (montan "a camellito", toma chiste bobo), apuestas por un camello que va ganando y en dos patadas queda de último... un disparate intrascendente, ligerito y rápido de jugar, no más de media hora por partida (y normalmente repites, juegas una más).
Torre de camellos, carreras locas


Esto sería una partida un poco a toda pastilla:


Y bueno, de los vídeos que he consultado al respecto del juego, este es el que más me ha gustado: apertura de caja, explicación de instrucciones y valoración final (a partir del minuto 6'16).

En esta casa, en fin, gustan los juegos de mesa familiares creativos y atractivos, como puedes recordar: creo que un buen juego de mesa potencia el entretenimiento creativo, la estrategia, la sociabilidad... y te haces millonario si apuestas por el camello ganador.

22 octubre 2014

HISTORIA DEL ROCK: Jesus and Mary Chain en el Electric Ballroom en Camden - 9 de sept de 1985

Me acabo de encontrar con un pedazo en letras doradas de la historia del rock: uno de los míticos conciertos de The Jesus and Mary Chain en 1985. Enterito.
Hablamos de los primeros Jesus, los alucinados chavalines abducidos por el ruido y la destrucción masiva, aplicados maestros en el rock como acto de terrorismo intelectual.
Situemos el momento. Son la bomba del underground y más aún, reconocidos como "los nuevos Sex Pistols" (tontería british), han sido capaces de poner patas arriba la escena musical del Reino Unido con un mejunje de temas melódicos perezosos y dulces, infectados con el feedback más anárquico y salvaje de la historia del rock. Polos opuestos copulando en canciones de dos minutos.
Y en directo amplificaban la locura y la violencia hasta extremos que pocos han alcanzado antes o después. Este show lo demuestra (yo los vi en 1996 y 1998, más o menos, y fue otra cosa, claro, más "profesional", ordenada). Según he podido leer (viva la red), y solía ser su modus operandi, salieron a escena una hora tarde. Muy colocados o borrachos. Y el resto te lo puedes ver (mala grabación, claro, pero imprescindible): alaridos, actitud violentísima sobre las tablas, ruido salvaje, acoples sin ton ni son... y una duración del show de 20 minutos escasos tras los que se las piran como entraron, pasando del público.
El concierto termina, claro, en una batalla campal con el publico destrozándolo todo.

Historia. Y yo mañana me escucho el Psychocandy como hay dios (o diablo)

Almodóvar

Escanalazo, Pedro Almodóvar comenta en la radio:«Si yo hubiera sido un hombre analfabeto, gallego, que me hubieran hecho firmar con el dedo, porque no sé escribir, y me entero del asunto de las tarjetas opacas, de verdad, me voy y espero al señor Blesa o al señor Rato y le corto el gañote».

 Menos mal que no ha dicho «Si yo hubiera sido gallego, esto es un analfabeto, que me hubieran hecho firmar con el dedo porque así firman todos esos tribales norteños...»

A ver, que su frase no es afortunada, puede, pero que se entienda como un desprecio a Galciia y los gallegos...
Eso sí, con lo servido, el rosario de insultos homófobos (maricón de mierda, maricona... son algunas de las bellas palabras que ya he leído) nos da una lección: falta mucho caminito por andar en este país, que se dice moderno y tal.

19 octubre 2014

¿Las meninas o Las Meninas?

Es una cosa muy menor, pero que me dio algo de trabajo, y por curiosa la cuento: cuando me puse a escribir sobre la novela gráfica de Javier Olivares y Santiago García, tanto para prensa como para el blog (dos aproximaciones distintas, para lectores diferentes) me planteé la duda de... la mayúscula. Acudiendo a mi enciclopedia del arte (diez tomos cogiendo polvo en mi librería, pero bien bonicos) comprobé que es en minúsculas. Al menos en esta fuente. Yo aposté por ello porque además, "meninas" es un sustantivo común, ¿no?:
menina.(De menino).1. f. Dama de familia noble que desde muy joven entraba a servir a la reina o a las infantas niñas.


Por otro lado, es ese cuadro, su nombre propio... bien, lo curioso es que buceando por la red en consulta de libros, encuentras de todo. Hasta una página de Facebook, con "M" bien mayusc. Así que recordando que ese tal Velázquez está expuesto en el Museo del Prado, me voy a la fuente más fiable.

En la base de datos de El Prado consta como "Las meninas", en minúscula. Pero bueno, poco importa, lo que es es una obra maestra del arte.

12 octubre 2014

Country Joe & the Fish - Electric Music For The Mind And Body (1967)

Venían del folk y sin negarse esas raíces (ni las blues) se empaparon de ácido, y principiaron la cultura hippy californiana.
Pura psicodelia sixties (buscad la portada), con temas para viajar con o sin drogas, con sus ritmos mántricos y su sonido ácido de guitarras y órganos.

08 octubre 2014

Ébola

Hace semanas en esta casa tuvimos comentarios de alarmados médicos de confianza, uno de ellos director de un laboratorio de análisis clínico con conocimientos directos y profesionales sobre enfermedades víricas. Quiero decir que no era un otorrino, un oculista o un proctólogo. El tema era, claro, el ébola.
Es bueno saber que el contagio es como es, no se propaga (al menos esa es la idea y lo que los protocolos sanitarios dicen) por el aire o así, sino por contacto físico y a través de secreciones (del sudor a las heces). "La transmisión del virus del Ebola de persona a persona se asocia principalmente al contacto directo o indirecto con sangre o líquidos corporales" (fuente, OMS). Pero la verdad es que el médico amigo mostró una enorme preocupación ante la capacidad de contagio fulminante (un simple saludo con contacto entre una persona y un enfermo puede contagiar con facilidad), y la dificultad del aislamiento efectivo del enfermo. Aislamiento incluso una vez ha muerto. Afortunadamente España no es, de momento, Uganda, o cualquier país en subdesarrollo donde la enfermedad está azotando casi a sus anchas. Y uno tiende a pensar que no es cosa de hablar del tema en términos catastrofistas. "¡Pandemia!" No, hombre, pero sí se ha repatriado a ciudadanos contagiados y enfermos de ébola, que recordemos, es una enfermedad prácticamente incurable. La muerte por ébola, por cierto, es muy dura, gore. "Terrible", citando a nuestro "Médico Garganta Profunda" (en ronano paladino, te sangra hasta el orto). ¿Cabe la medicina paliativa? Sí. ¿Por ello debemos pensar que traer a enfermos de ébola es lo correcto? Me temo que las noticias nos han demostrado que no. Sí defendería el envío humanitario de un equipo médico y técnico específico, por ejemplo. Pero no contemplar la peligrosidad mortal del ébola y su alto riesgo de contagio, potenciando una decisión de marcado carácter político y, temo, un motivo ideológico se ha juntado en un cóctel que de momento ya ha asesinado a una mujer de Lugo de 44 años, residente en Madrid y profesional sanitaria. La cuestión no es el fallo técnico o la falta de protocolo o lo que sea. La cuestión es ¿porqué ha muerto un español de ébola? Porque el Gobierno se ha empeñado en traer a morir en casa (y ver si se puede hacer algo) a españoles infectados en África. Todo era muy seguro, estamos preparados. Pero ya tenemos un contagio. Una mujer, una ciudadana española que NO tenía que haber contraido una enfermedad mortal. Una dimisión no la veo descabellada. Por supuesto, la de Ana Mato.

05 octubre 2014

THE BEATLES Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1970)

Me posiciono. Uno de los diez mejores discos del s XX.
Lo llevo escuchando desde niño y nunca se cae del pedestal.
El 2001 odisea del espacio del pop, sin metafísica engorrosa, claro, solo es música, pero qué música.

Astrud Gilberto "Beach Samba" (1967)

La chica de Ipanema con un disco enterito para ella sola. Ella y su voz, una de las más cándidas y sexuales de la historia.
Pues miel sobre hojuelas, un gozo de música brasileiro-noreamericana haciendo de la palabra crossover algo digno. Y elegante y sensual.

NINA SIMONE, Wild is the wind (1966)

La verdad, que de eso se trata el juego de esta etiqueta, es que este disco (que desconocía) me ha dejado bastante frío. Más allá de las virtudes evidentes de la voz de Nina Simone, el recorrido ecléctico y de luxe que supone "Wild is the wind" me recuerda a una excursión crucerista organizada, algo limpio y sin alma que no adentra en la cosas, para el caso, en los estilos (blues, jazz, crooner...) que Simone ejecuta aquí con su preciosa voz.
Cuestión de gustos, porque es una grande, claro.

04 octubre 2014

Yardbirds - The Yardbirds (Roger the Engineer) 1966

El blues de Mayall (el 1001 disco anterior, ver enlace) me parece una castaña pilonga, pero Yardbirds son otra cosa. Son lo que debería ser siempre: parten de lo clásico para, pasando de recetas, fórmulas y cánones o del mero virtuosismo-por-el-virtuosismo (y mira que eran virtuosos, ¿eh?), hacer avanzar al rock hacia su futuro. Imaginación, experimentación y bastante carne cruda. Jeff Beck fue su alma. Abandonó el barco y le sustituyó Jimy Page. Por los Yardbirds también pululó Clapton, pero no en "the engineer".
Discazo, muy de su tiempo, también (mucha psicodelia gozosa)


28 septiembre 2014

BOYHOOD de Richard Linklater

Está claro que el elemento distintivo de esta cinta lo da el tiempo, su tránsito y la paciente recopilación del mismo que hace el directos Richard Linklater a través del niño protagonista, entre sus 6 y sus 18 años de edad.
La cinta en principio, reducida a argumento, es otro relato más de vida cotidiana, a través del que se asiste a ese catálogo de pequeñas-grandes cuestiones que conforman cualquier vida de nuestro tiempo. Que esto se ruede con un elenco fijo de actores potencia el discurso y el todo adquiere fuerza. Fuerza suficiente para minimizar el calado negativo de ciertos recursos de guión tramposos (pienso en las figuras bufonescas y completamente planas de los abuelos, o un discurso materno final muy de telefilm de las 16'30). Los peros no provocan un desastre en el montante global porque Linklater mira la vida con sensibilidad, y la filma con sugerente inteligencia. En este sentido un ejemplo (spoiler, chavalada) es el diferente enfoque a los divorcios de la madre (Patricia Arquette, actriz que me puede y que en los doce años de rodaje de Boyhood acusa cambios igual que los niños). El primero es elíptico, ya ha sucedido cuando arranca la cinta, y se adivina problemático pero no traumático, con la figura del padre natural de los hijos. El segundo lo presenta con pelos y señales. Y el tercero es nuevamente elíptico aunque el deterioro de la relación se aprecia en detalles de guión y dirección. ¿Porqué en este tercer caso la historia pasa de puntillas por el conflictivo divorcio mientras que en el anterior centra atenciones? Me parece un modo de integrar la mirada, nuevamente, en el discurso. Mason (Ellar Coltrane), el protagonista, es niño en el caso del 2º divorcio, y todo un adolescente pre universitario en el último. Lo que le afecta el tema cuando se es niño y lo que duele al adolescente no es lo mismo, y así queda dicho (sin acentos, sin "explicarnos" con diálogos, sino con la atención recibida para cada caso).
Otro punto interesante es el empleo de música diegética. Cuando suena una canción en la ficción (empieza si no recuerdo mal con un Clodplay de 2000, y termina con cosas del último Yo La Tengo de 2013) nos habla también, claro, del paso del tiempo, del tiempo que ha transcurrido en la última elipsis. Para el meló´mano, los temas parecen marcar el tiempo (un Flaming Lips de 2002 por aquí, una Cat Power de 2006 por allá...).
Al final, pues, incluso con un material bastante común (se me ocurre una famosa y fabulosa trilogía que nos habla de exactamente lo mismo, el crecimiento y el transcurso del tiempo: Toy Story), cuando el buen gusto y la mirada personal del autor son eficaces, las cosas ganan muchos enteros. Es el caso.

27 septiembre 2014

John Mayall - Blues Breakers with Eric Clapton (1966)

 Y en el 66 nos encontramos con la fórmula que jodió el invento. Mientras los Stones se manchaban follando con el rock y devolviéndolo más sucio, Mayall y Clapton se limpian y enceran con ejercicios de estilo y juegos malabares. Nadie les quita una técnica brutal, claro (los juegos malabares) o que esto sea purito blues-rock eléctrico (ejercicio de estilo)... ni que sí, haya energía (sobre todo en los arrebatos vocales), pero su ejercicio de blues virtuoso es metacrilato, un holograma de lo que era la música del diablo. Me falta la gonorrea, el veneno, el ruido y la furia, no sé si me explico.
Más claro: las cosas de este palo no me interesan y este disco no puedo tragarlo entero sin sufrir bostezos intensos. De hecho no lo pude acabar, vamos :D

The 13th Floor Elevators - The Psychedelic Sounds Of The 13th Floor Elevators (1966)

Garage fiero para preludiar la psicodelia. Yo no diría que este disco (pese a que la estética de su portada maravillosa lo hace pensar) sea psicodelia plena. Sí rock ácido, burbujeante (je, el efecto botijo ese enervante), alucinado, y ligado al LSD, claro,claro. Pero lo veo más como el disco bisagra. A partir de ahora la música se libera en un período maravilloso, excesivo y creativo como muy pocos.
Rocky Ericson, un animal aullante a dar de comer aparte.

 

Landismo/Sorianismo y un barquito de cáscara de nuez

Hoy atracó en Vigo un barco muy grande. El más grande de hecho.

Momento ideal para que esta ciudad, cada vez más sumida institucionalmente en un pozo de incultura y servilismo, se apunte al landismo (¡alemanaaaas, suecaaaaas!) cruzado con el catetismo a lo Paco Martínez Soria, engalanándose y dándolo todo: pasacalles, música, chiringos, puertos de vituallas y souvenirs, typical a cascoporro y tal.
Puto asco, sí, pero para el vecino y con esta tarde redonda que va a quedar, motivo para salir a pasear y ponerse las botas con el Instagram.

"Parsley, Sage, Rosemary and Thyme", de Simon & Garfunkel (1966)

Desconocía este de Simon y Grafunkel, y me ha dejado tieso de lo bueno que es. Arreglos de campanas, las melodías maravillosas, guiños a Dylan, aires de Nick Drake, y las armonías marca de la casa. Conocía, en fin, otros trabajos del dúo. Muy menores, en comparación con este. Cancionaca. Muchas, a patadas, de la inicial, un clásico quebradizo (el vídeo) al cierre, un "Noche de paz" con noticiario de fondo donde se documenta la muerte deLenny Bruce y la guerra de Vietnam que va a más.

Aftermath, de THE ROLLING STONES (1966)

"Aftermath" me parece el primer disco de rock contemporáneo. No el mejor, ni el mejor de los Stones, pero sí una piedra casi fundacional. Entre balazos y caricias (esas baladas), con una abanico de detalles mimosos pero con un sonido crudo, es el inicio del camino stoniano a la crudeza. Por supuesto vendrán filetes mucho más sangrantes, pero aquí se hicieron con el recetario mágico por fin.

CANCIONACAS  a patadas... esta, por ejemplo:

25 septiembre 2014

U2: Songs of innocence.

Esta vivaracha joven os va a explicar mis impresiones tras escuchar un par de veces el último disco de U2 mucho mejor que toda la literatura que pueda destilar yo con mi teclado:



24 septiembre 2014

Joven y bonita, de Françoise Ozon

Ozon acerca la cámara a una historia tremendamente sórdida sin posicionamientos. Valiente, exlora la vida de una joven de diecisiete años que se sumerge en la prostitución por cuenta propia, vía redes sociales y páginas de contactos.
La cinta comienza con un acto de vouyerismo de quien, pronto lo sabremos, es el hermano menor de la chavala, y la mirada es importante en esta obra. La del autor, como he dicho, objetiva y sin posicionarse moralmente, la de la protagonista que, desde una pronta escena de despertar sexual de polvo de verano, es la que importa. En su mirada intentamos descubrir sus motivaciones, el porqué de su doble vida. Y hay más miradas. La de la madre, la del padrastro, y finalmente la nuestra.
No lo pone nada fácil la cinta, y solo desentona una confesión (curiosamente Ozon filma en esa plática la boca, no los ojos) que explica lo que no debería ser verbalizado. No debería, digo, porque sostengo que lo mejor de esta película es dar los hechos sin explicarlos, con puntos de vista "verité" y con momentos de fascinación absolua, como todo el desarrollo de la relación filial, o una conversación fabulosa y alejada de clichés cinematográficos (ah, qué haría aquí una de Hollywood) entre la niña-mujer-puta y su padrastro, de quien intuimos que reconoce la belleza juvenil y perfecta de su hijastra.
Demoledora, bella, dura y hermosa cinta, pozí.

23 septiembre 2014

Gallardón

Un villano de Spiderman de los de vieja escuela era El Camaleón, un tipo normal que como habilidad tenía el don del disfraz, o el Disfrazdón.
El villano y su máscara.
Hubo un político del PP que dominó este arte de hacernos creer que es otra persona. Uno que parecía el ala moderada, con evidente dominio d elos media, simpático ante las cámaras como pocos de izquierda, derecha o centro. Y ejem, moderado. Era Gallardón, y cuando logró su meta, el Ministerio, quedó claro su don con el disfraz, su Disgrazdón, ¡oh Gallardón!.
Como ministro de justicia se arrancó la máscara bien rapidito y mostró su pálido rostro auténtico, el de un neocon feroz, un neocatecúmeno con ganas de evangelizarnos a golpetazo de ley antiaborto. La buena noticia es que esa ley ya no va a seguir el cauce para ser real. La otra buena noticia es que el Don de Disfraz abandona el barco.
Le deseo lo mejor en su nueva vida y que no tenga capacidad de influencia en la de todos los españoles.

21 septiembre 2014

El Gran Hotel Budapest, de Wes Anderson

De Anderson solo he visto Fantástico Mr. Fox, verdaderamente maravillosa, y en este hotel a medio camino de los Cohen y Disney vuelvo a identificar su poderoso y maravilloso estilo. Esa manera de entender la realidad casi de mecano, donde los acontecimientos, los gestos, los diálogos y por supuesto la dirección de la narración son 100% Anderson.
Entiendo que en su barroquismo ordenado, en su lenguaje de mecanismo de reloj y en sus actuaciones envaradas, como dibujadas con tiralíneas, no entre todo el mundo, pero personalmente (sin llegar a las excelencias de la película de dibujos animadas del zorro) me parece maravilloso.
Un cuadro robado, una guerra, un asesino (Defoe brillante, y un reparto de estrellas que resulta cuanto menos sorpresivo), y una cinta que es como esos laberintos de fichas de dominó, algo que tiene sus reglas, su ritmo interno y que nos deja, pese a ser una inmensa nadería, con una risa en los labios.



20 septiembre 2014

PHILOMENA, de Stephen Frears


Blanda y dura a la vez, Philomena se mueve entre el cine social inglés de Loach y compañía (y el propio Frears, de hecho) y el telefilm fofo de café y siesta con lacrimal simplón. Esto se puede convertir casi en virtud gracias a un sentido del humor de brochazo, mayormente, pero que depara una magnífica interpretación tando de Judi Dench como sobre todo de un magnífico Steve Coogan en su papel de periodista progresista caído.
Más allá de la denuncia al sistema católico irlandés y la impunidad con que hacían y deshacían las monjas las maternidades solteras, arebatando hijos y cediéndolos a otras familias, lo mejor de la cinta es el trato humano, personal y con más matices de lo que al principio parece que van a disfrutar los personajes (al menos los principales).
Con sus cosas menos defendibles, como un gusto por masajear en vez de abofetear conciencias, la película se disfruta, en ocasiones consigue ser dolorosa, y en otras se agradece que no todo se ofrezca como blanco o negro sin matices.

19 septiembre 2014

Shellac, el animal diferente y mejor (y U2 y Fucked Up)

Es curioso que se hayan juntado en mi "estrenoteca" particular tres discos que de algún modo imprudente he interconexionado en mi esdrújula mente. Shellac sacan tras siete años de (tensa) espera un nuevo trabajo, "Dude incredible". U2 hacen lo propio tras cinco años, y menos espaciados, los hardcores Fucked Up dan continuación a "David comes to life" tres años después de aquel doble.
El contraste entre Shellac y los métodos de trilero futurista de U2 creando un spam con su disco en las cuentas de los usuarios de ITunes no puede ser mayor. A ello se ha encargado Apple con diligencia, a que en los bonitos dispositivos con ITunes del mundo mundial entrase totalmente gratis y por sorpresa "Songs of innocence", el nuevo disco de Bono y cia. Ya podían ser diligentes los de la manzana, porque este "One Step beyond" (que cantarían Madness) en las tácticas 2.0 de venderse, publicitarse y ahora regalarse quieras el regalo o no (creo que no es precisamente fácil de eliminar, por cierto, de tu disco duro), no es, por supuesto, una operación tan gratis. "Apple había pagado 50 millones de dólares a U2 por semejante privilegio , más otros 20 millones por utilizar su imagen. Otros 50 millones fueron desviados a la compañía discográfica del grupo" (El Mundo... la noticia puede rastrearse en cualquier otro medio, claro, no es secreta).
A partir de aquí, gira al canto, es de suponer. Y en el quiero más más grande de la historia del rock, luego el disco en soporte físico, a ver si no viene con sus cuatro ediciones diferentes, limitadas y llenas de extras interesantísimos si eres de los que piensa que tras "Achtung Baby" (1991) los irlandeses han demostrado seguir siendo creativos.
U2. Negocios Perfectos
Yo de el nuevo trabajo de The Edge y amigos poco puedo opinar, salvo que lo de los Ramones es una autocaricatura muy mala, que querían épica y obtienen grasa, michelines. Pero mira, no digo más, igual el LP resulta ser algo más audible o incluso bueno, ¿porqué no? Vale, es conocido el problemita que ha habido con Danger Mouse, productor de luxe, cuyo trabajo fue parcialmente descartado por la discográfica del grupo. Pero lo dicho, no lo he escuchado porque, ay, U2 me interesan bastante menos hoy que cuando se reían y nos hacían reir con "Lemon", o cuando nos arengaban excitantemente en tiempos de "War". Lo que me hace gracia es que casi al mismo tiempo Steve Albini, Todd Trainer y Bob Weston, ergo Shellac, sacan disco y, por agravio comparativo, demuestran el significado de "ética insobornable". Popes del circuito underground, capitaneados por Albini, leyenda viva del hardcore, el postcore y el rock alternativo, productor de algunos de los discos más importantes del rock de los últimos treinta años (incluido el último de Nirvana), Shellac sacan discos muy de vez en cuando, y lo hacen así: emiten el comunicado advirtiendo, no promo, nada de copias de prensa, nada de entrevistas, no se hace "gira de presentación" (Shellac simplemente giran, cuando sus tres miembros despejan de otros asuntos sus agendas, tengan disco nuevo o no.. por cierto, son de lo mejor que he visto en mi vida y he visto muchos directos). ¿Clips? No, gracias, qué tontería. ¿Y el disco qué tal? Pues Dude Incredible es un nuevo disco de Shellac, quinto en 22 años, es como siempre, como los otros cuatro. Perfecto, hiriente, minimalista, agresivo, esdrújulo, genial (atención a los alaridos finales de "Riding Bikes" y al cambio rítmico hacia el segundo 35 en "The people's microphone") y siempre con algún detalle que aleja el fantasma de la repetición pura (¡Steve Albini entona unas estrofas en la rocosa "Pompliant" y hasta nos recuerda a un Michael Stipe cosecha "Murmur" o "Recokgning"!). Actitud. Realidad. Si el perro mira a cara de perro, te echa los dientes y te arranca carne. Cuidadito. Esta sensación de música peligrosa con cero alaracas (no se trata de rugir más que nadie, de distorsionar o meter ritmos plomo a machete como una math rock band cualquiera) es lo que hace distintiva y poderosa a la música de Shellac.
En este sentido el tercer "novedad", lo nuevo de Fucked Up, choca y se rompe contra los de Albini precisamente porque Glass Boys vuelve a transmitirme la sensación de que, sí, vale, son brutales como apisonadoras, pero la (salvaje) voz de Damian Abraham tiene más de ejercicio de estilo que de rabia auténtica. En su disco anterior lo que funcionaba era la autoconsciencia, haciendo chocar ese "estilo", la barbaridad vocal, con otro "estilo", el pop meloso, y hacerles convivir en un mar de... otro estilo, el shoegaze (o casi, y acelerado por el hardcore).
Fucked Up. Estilo Perfecto

Pero pasado el experimento, reconozco que no soy demasiado de estilos sino de vísceras y sentimientos tangibles. En Shellac hay actitud, y hay verdad. Hay ética y hay sentimiento. Son las cosas por las que merece la pena el arte.
Shellac. Verdad Absoluta


13 septiembre 2014

Bob Mould "Beauty & ruin"


Portadaza, eso lo 1º: Bob Mould hoy, reflexivo y sereno, contempla su propio reflejo de juventud, un Mould joven y cabizbajo que parece lidiar con tormentos internos. El héroe del hardcore de los ochenta frente al superviviente del rock alternativo que hoy es el ex Sugar.
Lo mejor de la música de Bob Mould es que más allá del eterno ejercicio de estilo de sí mismo (sus álbumes son siempre reconocibles, salvo salidas por la tangente como su coqueteo electro a principio sde s XXI) supone un espejo en el que refleja sus propios fantasmas, un diario personal que puede ser más abatido, más optimista o más oscuro según el momento. Hoy Mould parece sereno, acepta su impresionante legado con alegría, suele versionear clásicos de Hüsker Dü y Sugar y mantiene la energía de un chaval, cuando supera los cincuenta. Me hace gracia ver su rock attitude en directo contrastando con esa pinta de profesor de geografía de la ESO, calvo y con blanca barba. Pero es que claro, Mould es el rock tal cual hoy lo entendemos. Sin él y su legado no se entienden cosas como Nirvana, Pixies, incluso Green Day, por citar nombres famosos a los que deberíamos añadir todo el subsuelo de bandas guitarreras y melódicas del universo.
¿Y "Beauty & Ruin"? Pues notable, nantiene la estela de potencia del anterior "The Silver Age" y se pasea por las caras más reconocibles y apetecibles de Mould: hardcore a lo Dü ("Kid with Crooked Face"), la potencia melódica de Sugar ("The War"), el descanso acústico entre tanta distorisón/murodesonido ("Let the Beauty Be") y minimiza los coqueteos con el adult oriented rock (esos arreglos a veces audiobellos, a veces horterillas, que se le escapaban en sus mementos más débiles).
Puede que el nivel compositivo de "Beauty" no alcance al de "Silver", o puede que la sorpresa de aquel disco, un bombazo rock tras una deriva domesticada, haga que la torta de este espejo de reflejos no nos resulte tan intensa e inesperada. Con todo, un Mould a nivelón, recordándonos que él es, sí, el que estaba detrás de "Zen Arcade" o de "Copper Blue".

The Mothers Of Invention - Freak Out! (1966)

En lo personal Zappa me resulta una fricada porla que el paso del tiempo se ha dejado sentir mucho. Esto no quita que evidentemente es de los primeros verdaderos monstruos experimentales que ha dado el rock, con esa macedonia de influencias, músicas, mensajes conceptuales, sonoridades marcianas y desfasadas sixties.
Pero vamos, no soy d los que se pone al Zappa una vez al mes.
Este disco es uno d elos puntos altos de la historia del rock, por supuesto. Y si se insiste en la escucha, empiezas a advertir su brillo, claro. Pero en fin, no es mi rollo, no.

THE MAMA´S & THE PAPA´S - IF YOU CAN BELIEVE YOUR EYES AND EARS (1966)


¿La cara ñoña de la California pre psicodélica? Quizá, aunque las letras se impregnen de melancolía y algún tinte social. pero da igual, la verdad es que las armonías de estos folkies inoculados por los sesenta psicotrópicos son de las más grandes de la historia del pop, y eso pesa en la escucha.
Disco cojonudo, aunque me gusten más los "a cara de perro" que las sonrisas bobas a cámara.

THE KINKS - Face To Face (1966)



Discazo de un grupo que no debería restringirse al culto de la gente que escucha música, sino que habría de estar en la esfera icónica de Beatles, Stones, Hendrix o Beach Boys.
Mayúscula alquimia de pop, experimentación sonora, rock y música circense, ese toque vodevilesco que Kinks daban en ocasiones a sus canciones críticas e inteligentes.
Opus Maestrísima.
Cancionaca, claro, su éxito "Sunny Afternoon"

10 septiembre 2014

Vigo tiene una cruz

Ya es un tema comidilla fuera de los muros de esta ciudad: una cruz ostentosa, sita en pleno centro, frente al ayuntamiento de la ciudad, en una ladera, es la polémica local. Un monumento a los caídos por Dios y por España en la Guerra Civil. Una loa a los caídos en defensa del fascismo golpista, con indisimulada forma de icono cristiano.
Hay dos modos de defender a esta mierda empalmada en medio de un monte histórico, un lugar bello, con restos de nuestra prehistoria que se ve hurgado y violado por el aguijón cruzlatino este. O se defiende porque es religioso y eso gusta, a los religiosos, o se insiste en que un movimiento de maquillaje político retiró en los ochenta el contenido, manteniendo el continente. Ahora no me llames Paco, ahora me llamo Pepe. Pues no, eres Paco, eres una cosa franquista. Y si lo que te mola es la cruz por cristiana, tienes iglesas, bastantes, en Vigo para gozarlas (te respeto esa voluntad, claro, pero no me la impongas). Mirad, propongo sustituir la latina por una Estrella de David allí mismo, bien grande, y titularla "La estrella de la Paz mundial". A ver esos religiosos devotosde la cruz que piden tolerancia qué opinan. Esto es un disparate, pero quiero decir que la religión es personal, totalmente respetable, claro... e intima, y una democracia aconfesional debería cambiar ciertos comportamientos conservadores (conservadores de la cuarentena de años de reserva espiritual dictatorial, claro).
Pero parecía que la razón laica y democrática  (y estética, ver foto abajo) se imponía por vía judicial... hasta que nuestro Alcaldísimo hizo lo que suele: remar a la contra. Abel Caballero, la alcaldía, socialistas a tope ahí (jajaja) recurrirán la sentencia.
Lo primero que me vino a la cabeza es que, como he comentado ya en otro lugar, nuestro alcalde ha perdido rotundamente, con esta acción, las elecciones de 2015 (y a lo bonzo si contamos con la nueva ley electoral). Cuando aparecen dispersas fuerzas de izquierda y el socialista que es alcalde sin mayoría se embiste de la soberana protección de monumentos faraónicos cristianos y de origen fascista, ¿qué van a hacer buena parte de sus votantes? Y lo siguiente: disperso el voto hacia una izquierda real pero plural, en un ayuntamiento donde el PP ya tiene en encuestas la mayoría simple de votos, ¿quién gobernará Vigo tras las próximas elecciones? Lo dicho, fallo garrafal de un hombre acostumbrado a creer que la calle es suya en Vigo y que por ir a la contra es capaz de caminar contra la dirección de su propia sombra. Y  lo siento, porque hay cosas a valorar en su gestión, pero todo esto me parece un fallo y reflejo de un ego contraproducente, y un hecho de resistencia antinatural (por favor, un alcalde de izquierdas, ¿no podía estyarse quieto y respetar la separación de poderes?) que provoca rabia.
Y mucho bochorno. Por la crucecita de su puta madre, claro, que ahí sigue.

27 agosto 2014

El artista

Hace un tiempo, a raíz de una charla/discusión sobre el negocio del cómic y su futuro y todo eso, cité a Ian MacCaye. Fue un posicionarme éticamente ante una idea contable del acto creativo. MacCaye fundó bandas hardcore como The Teen Idles (1979), Minor Threat (1980), Embrace (1985) y Fugazi (1987), y últimamente tocacon Amy Farina en The Evens. Y todo lo autoedita en su sello Dischord Records. Esclavo de nadie, creador 100% libre.
La cita del artista, por cierto, era,
Lo que siempre le digo a la gente cuando me preguntan cómo se puede ganar uno la vida haciendo música, contesto: ‘Olvídate, no es un puto trabajo’. No se trata de plantearte si quieres ser camarero, abogado o músico. Es tu propia voz, algo que debes hacer si de verdad lo sientes. Y entonces me preguntan ‘¿Y cómo puedo llegar a ser famoso?’ No sé cuál es el secreto, no lo sé. Es simplemente algo que pasa o no pasa. Lo más importante para todo lo que uno haga es amarlo. Si lo haces, nunca te plantearás la importancia del éxito al cabo del tiempo.
Bonito, compro para el acto de hacer arte, en general.
Y ahora escuchemos a uno de los más importantes nombres de la historia de los cómics, también escritor literario y, bueno, mago, hablar sobre escritura. Ábrete de orejas, habla Alan Moore (subtitulado):

23 agosto 2014

LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA

Muy interesante el último producto Marvel, más allá de resultados artísticos.
"Los Guardianes de la Galaxia" se ha cocinado con elementos muy propios del universo Marvel, del mismo modo que Vengadores de Whedon. Si entonces el modelo era la Marvel sixties, con sus careos entre personajes que se resuelven en épica púgil, ahora el espejo el el desarrollo setentero que trajo Jim Starlin (mirándose, obviamente, en la revitalización que se pretendió en los dosmiles). Esto es, en la zona cósmica de los superhéroes. En este sentido, apunte breve desde la frikizone, me extrañó no encontrar un cameo fugaz de Galactus (sí lo hay de otras criaturas cósmicas todopoderosas), pero el palo del asunto es ese: un vasto cosmos poblado de peligros y poderes inimaginables, que pende de un grupo más bien bufo (en esto algo hay de Starlin también, el que intentó revitalizar a Silver Surfer y a Warlock como dueño de las Gemas del Infinito allá en los noventa). Desconozco si la nueva serie de los Guardianes se apoya también en el humor, por cierto.
Me interesaba comentarlo porque, la verdad, estos Guardianes me son ajenos completamente (sí recordaba al grupo ochentero). Esto viene a apoyar una cuestión: esta cinta es autónoma, y aunque evidentemente se nutre del bestiario Marvel, puede ser asimilada por cualquier espectador ajeno a las grapillas y los quioscos o librerías especializadas. La cuestión no es menor, como comentaré al concluir mi perorata.
¿Y qué tal la película? Pues predecible, y de una grandiosidad descomunal y permanentemente trepidante. En ocasiones me pareció la versión hipermusculada y multiplicada a todo el film del glorioso final de "Los Vengadores". Bien mezclado con Star Wars (ese cartel) y el nervio de JJ Abrams en "Star Trek". Todo es de una enormidad que empereza. Menos mal que el humor está presente para desengrasar. Si "Los Guardianes de la Galaxia" funciona o al menos no te saca de la pantalla, es gracias al vacile. Y sobre todo a la sobre explotación de un infalible recurso Marvel: los miembros del "equipo" apenas se soportan cuando no son directamente antagónicos. Como en los viejos 4 Fantásticos, siempre en escaramuza interna. La moraleja entrará en juego, claro, y caerá una generosa cascada de amapolas y miel que les hará comprender que son Un Equipo y que se Quieren, manda la ley del comercio y lo obvio, por supuesto. Pero moralinas y obviedades al margen, el cóctel explosivo de polos opuestos está servido, y eso siempre funciona.
Luego, los malos, si eres marvelzombi lo gozarás, si no, Thanos no tiene más entidad que la construcción del Peligro Definitivo de Los vengadores 3 (o 4 o cuando toque, mientras, vamos inflando el icono en apariciones breves), Ronan luce, y los demás son comparsas.
En fin, todo envasado en efectos digitales de campanillas y ritmo trepidante, pero sin el orden a la dirección de Whedon, cuyas escenas de batalla eran coreografías tan espectaculares como 100% legibles.
En todo caso, exitazo, y aquí está lo más interesante de todo. ¿Los Guardianes de la qué?. Hasta ahora Marvel Cine explotó (y sobre explotó) lo que podemos llamar iconos populares: los X-men, Spiderman, Hulk, luego Vengadores, que supuso un plan elaborado con las maneras de la continuidad Marvel por bandera, en una serie de precuelas en sustantivo antes de abordar al colectivo... pero ahora el exitazo ha llegado con unos perfectos secundarios. Desconocidos en los mass media.
"La casa de las ideas" tenía una cojonuda y la ha bordado: invadir el cine paulatinamente apoyándose en sus mitos... hasta conseguir que lo que venda no sean los personajes (mucho menos aún, claro, sus creadores, ninguneados) sino... la marca. "Guardianes de la Galaxia" ha triunfado no por Starlord o por Ronan. Ha triunfado por ser "Marvel". "Marvel" como marca de producto ya vende en Hollywood, hogar de Disney, dueño de Marvel. Mañana pueden hacer una película de Doc. Samson, que será un éxito absoluto porque vende "Marvel", no el personaje-icono. Definitivamente los cómics han muerto, en la editorial, solo resta un enorme pozo del que abrevar.

21 agosto 2014

"granada", de Sílvia Pérez Cruz y Raül Fernández Miró

Silvia y Raül revueltos y juntos.
Hay discos que nacen importantes. Son pocos y "granada" es uno de esos. Impepinable. Una de las voces más sobrecogedoras de la canción nacional, que ya embriagaba en Las Migas, unida a una de las cabezas pensantes más inteligentes del panorama nacional (desde los tiempos de Corn Flakes hasta su presente como Refree)
Bueno, el caso es que Silvia y Raúl se conocen desde hace años y llevan como diez mareando la perdiz, actuando juntos, produciéndose, admirándose pero reconociendo que un proyecto en común sería difícil. Diez años, digo, que han sido la maceración natural para encontrar el tono y el repertorio. Una gesta, ya que hablamos de dos personalidades consolidadas, autónomas, fuertes y muy diferentes, que han tenido que aprender a encajarse en una música orgánica.
Para lograrlo se centran en versiones dispares (de Schumann a Cohen) y desnudas (ella y él a la guitarra, con escasísimos acompañamientos extra puntuales).
Y cuajó un disco que se advierte maduro, único, fluido y versátil, conceptual y poliédrico, con una Silvia que muta de cantautora de nova cançó a flamenca pasando por la chanson y latinoamérica sin despeinarse, y sobre todo, milagro, donde el papel de Raül a la guitarra supera el de acompañamiento de una voz suprema. NO se puede entender "granada" sin su manera de abordar las cuerdas, heterodoxa, mutante y empapada de misterio.
Obra maestra que solo supera (a juzgar por You Tube) su puesta en directo.

Estas son las versiones:
  • Abril 74 de Lluís Llach
  • Puerto Montt Está Temblando de Violeta Parra
  • Acabou Chorare de Luis Galvão / Moraes Moreira
  • Hymne A L'Amour de Marguerite Monnot
  • I Get Along Without You Very Well (Except Sometimes)de Hoagy Carmichael / Jane Brown Thompson
  • Pequeño Vals Vienés de Leonard Cohen / Federico García Lorca
  • Albert de Albert Pla
  • Carabelas Nada de Fito Páez
  • El Cant Dels Ocells (canción popular catalana)
  • Que Me Van Aniquilando de Enrique Morente
  • Im Wunderschönen Monat Mai de Robert Schumann
  • Aus Meinen Tränen Spriessen de Robert Schumann
  • Mercè de Maria del Mar Bonet
  • Corrandes D’Exili de Lluís Llach
  • Compañero [Elegía A Ramón Sijé] de Miguel Hernandez / Enrique Morente
Vale.

18 agosto 2014

My generation, de The who (1965)

Lo admito, los Who nunca han sido una de esas bandas en las que haya profundizado. No me preguntes la causa, es un "sin más", pero escuchar de cabo a rabo esta barbaridad de disco evidencia el grave error.
Subsanado, me topo con pop al nivel Lennon/McCartney, intensidad soul y muuuucho rock: un trallazo para su tiempo que mantiene aún el calambre de sus surcos.
Cancionaca. Bueno, muchas, pero lo obvio, ¿no?, la titular. O esta otra:


17 agosto 2014

EL LOBO DE WALL STREET, de Martin Scorsese

¿Reiteración y agotamiento o pulso maestro del discurso de un "Autor"? Lo segundo, para mí lo segundo.
Scorsese mueve ficha sin cambiar la estrategia y dirige su bisturí a la "alta sociedad" bursátil. Los brokers de la Calle Wall. Y la lía parda, claro, a partir de un texto ajeno (autobiografía del delincuente financiero Jordan R. Belfort) que colma de su propia mirada, siempre afilada, nunca en relax a la hora de enfrentarse a las miserias de Nueva York como definitivo espejo del mundo capitalista moderno.
Y al mirar a un espectro del pantone neoyorkino inaudito en su filmografía, aleja la sensación de repetirse, agudiza la bilis, completa su discurso sobre la manzana podrida que es el sistema en que nos movemos, y antes que reiterativo se nos ofrece agudo y feroz.
En "El lobo de Wal Street" tenemos el pulso único del director de "Uno de los nuestros", cinta con la que veo mucha relación en el estilo fílmico y eso es discurso también: telita por parte de Scorsese aplicar el estilo de filmar y narrar de Good fellas al ambiente bursátil de su última cinta, eso es mensaje y viene a decir que quienes habitan la cúpula financiera del capitalismo son unos mafiosos del copón.
Unamos al mejunje un Di Caprio brutal y algunas escenas de lo más delirante de Scorsese (todo el pollo de la droga caducada y los teléfonos pinchados es sencillamente de lo más cañón que recuerdo en la carrera del autor de "Toro Salvaje") y zasca, tenemos otro clásico instantáneo de quien hace 38 años entregó "Taxi Driver". 100% Maestro, 0% polillas.

10 agosto 2014

Cómics coruñeses (Viñetas desde o Atlántico, y Autobán)

Viñetas desde o Atlántico y Autobán, dos por uno. Dos eventos alrededor de la historieta gratuitos y complementarios, celebrándose el A Coruña a la vez (bueno, Viñetas dura más).
Visita en familia. Suelo acudir siempre a Coruña con mi pareja y con el chaval, hoy de siete años, y en esta ocasión más aún, por esta condición dual, entre lo mainstream y las corrientes emergentes, que me pareció interesantísimo y recordó no poco al dueto Graf/Otros (Saló, Expocómic). Me parecen eventos que cualquiera puede disfrutar (cada cual en su justa medida, un ratito, una maratón…) y respecto al niño, lo considero muy bueno para él. Consciente de que le iba a interesar relativamente, que se cansaría y claro, me frenaría en la asistencia a saraos varios. La decisión pasa por empapar ya no de cómics a mi hijo sino de una ética determinada que habla de actitudes culturales. De la cultura como ocio (Viñetas, con sus grandes estatuas, su mercado de librerías, su taller de maquillaje) y como horno o fragua de creación (los fanzines, la emergencia, las ganas, y los autores consagrados en Viñetas… claro, ver originales de Spider con siete… quién lo hubiera podido experimentar aunque no te dieses cuenta del puntazo hasta diez años más tarde). Además había una charla (hubo varias, tanto en Autobán como en Viñetas) de David Rubín y Miguel Ángel Giner sobre su experiencia en Viñetas deVida, a la que quise acudir, y pude hacerlo un rato. Bueno, me hubiera encantado asistir a todas, qué porras, pero por horario (16’30 horas) esta al menos creí que era compatible con una larga jornada en familia de salón en salón.
Por cierto, pido la condenación eterna para la empresa de autobuses de A Coruña. Les voy a introducir un concepto: aire acondicionado en sus cacharros. Llegamos al Autobán chorreando sudor.
Pero bueno, Autobán habemus. Por lo visto en la charla a la que acudí, la ubicación de las mismas me gustó mucho, un café pub de esos consolera, decoración molona y ambiente distendido (creo que para el combate de dibujantes el ambiente era más bien caldoso, por cantidad de gente) en el que mi hijo se hartó de sacar fotos con el móvil, y donde Giner y Rubín hablaron de su experiencia. Impactantes las palabras de David Rubín sobre la ausencia de imagen propia de los niños en Burundi, y su reflexión sobre la conexión mundial, entender que aquí o todos flotan o lo que se hunde no es una mitad (Sur) sino que perdemos todos. Y bueno, hubo que irse por la mitad de la charla (no sin antes cruzarme con José Domingo en ese lugar, una de las personas implicadas en la Autobadventure Time!)
Y no solo de charlas y mesas redondas se vive: hubo eventos diversos alrededor del Autobán. Una PechaKucha de auto­edición (presentaciones exprés, vamos), el mencionado Combate de Debuxantes, o una Sesión vermú en el lugar de los stands de fanzines. En esas llegamos, creo, durante la sesión dj en el mercadillo de fanzines.
Sí, has leído bien: CREO que llegamos al mercadillo durante la sesión vermú porque la peña andaba con copas fuera de The Room, el recinto de celebración, pero ni me enteré del asunto. Soy así, todo despiste, me meto en el tema de los autores, las mesas, las firmas, los saludos, los abrazos, y me olvido de lo demás, me pierdo medio sarao y hasta CASI me dejo olvidadas la mitad de mis compras fanzineras para cachondeo padre de David Rubín e, intuyo, alucine de los Sacoponchos (fanzine gallego del que me llevé cosas que casi quedan allí, en la mesa de otros autores). Perfect Disaster fue una de mis bandas favoritas en los ochenta, lógico ¿no? Pero sí, las movidas como esta, la autogestión loca, valiente, llena de ilusión y ganas, me pierden y olvido lo que no es fundamental, y me centro en el contacto, sudar un poco la camiseta entre revistas, autores y gentes del mundillo. Un buen rato con Sergio Covelo, otro más breve con David Fernández, encuentro fugaz (me remito al tema “ir con hijos a saraos”, que claro, ni él ni mi santa pareja tienen en su adn mi aguante comiquero), Los Bravú atendiendo el mostrador de Fulgencio Pinentel y con sus autoeditados (por cierto, Fulgencio, la excepción editorial, el ánimo ético de ser más cercanos al magma que al mineral pulido), y otra charla con David Rubín, que da gusto porque es todo pasión, se acerca con la ilusión intacta de un fan al meollo y alucina como el que más cuando cae en sus manos el DC Comics Style Guide de José Luis García López (que he mirado con él, flipando un ratillo... ahora que lo pienso, éramos dos, podríamos haber maniatado al dueño de aquello y repartirlo luego o jugárnoslo a los chinos, no sé...).
Bueno, hubo botín en Autobán, claro, fanzines varios. Al final menos de los que debería haber pillado, segurísimo, pero bueno, lo dicho, disperso por natura y con cervezas en el cuerpo en ayunas no puedo estar centrado. Y tengo que mencionar a dos chavales, Ismael López Árias de apenas 10 años sacándose 48 páginas a color, y el otro, Cristian Fojón, 17, sentando bases con mucha solidez a su personalidad autoral, entre el manga y la galizian bizarre. Ojito a este chico.

Pero mirad, confesaré que LA COMPRA de estos días no se dio en el Autobán ni en el Viñetas, sino en la librería “El Coleccionista”, visita obligada todos los años por las posibles sorpresas, donde compré el Súperputa de Manel Fontdevila. Una lectura pendiente, joya inencontrable y que espero sea gozosa. Compra por menos de siete euros. Lloro.
Y Viñetas, buf. Viñetas es el salón de autor que algunos pedían hace un par de años, estoy convencido (a falta de conocer otros posibles candidatos). Salón mainstream, para todos los públicos, con mirada sensible hacia el hecho autoral pero transversal, que atiende a continentes, estilos, épocas y sensibilidades diversas y consolidadas. El grueso son los muchos espacios expositivos, con cientos de originales expuestos, que van del modelo franco belga a los mejores dibujantes de Marvel (que son españoles, por cierto: Marcos Martín –ahora con The private Eye volando free- y Javier Rodríguez, tremendos ambos) pasando por una delicia comisariada por Jaume Vaquer centrada en maestros del tebeo nacional clásico, pura y brillante artesanía maestra en cada trazo. Mención especial a la muestra de Sento, con mucho material de creación pura, objetos de documentación para la obra, bocetos…
Y lo habitual, casetas de ventas, y estatuas callejeras (el Joker, Torpedo, Astérix, Rocco Vargas...) que son el mejor reclamo a gente que no va a entrar más en el tema cómic, pero mira, así se acercan un día.

Bueno, pues ea, pilas recargadas. A leer fanzines.

08 agosto 2014

El origen del planeta de los simios, de Rupert Wyatt


He visto El origen del planeta de los simios, dirigida por Rupert Wyatt, otra buena para el verano... y esta además, (frente a lo de los Apellidos vascos y Maléfica) sí que funciona. Entretenimiento palomitero con mayúsculas bien grandes, una superproducción que respeta cierto aire de locura "B" y prevé un desarrollo gozoso (se dice que la siguiente, El Amanecer, es aún mejor, bien, bien).
De momento una cinta en la que experimentos genéticos dan el origen de la inteligencia simia, un relato cercano (pocos protagonistas, figuras todas bien planteadas) en una historia contada con buen pulso que desfasa al final, como mandan los cánones de Hollywood, pero lo hace con auto-consciencia del juego, y ofrece escenas tan tremebundas como la primera vez que un mono pronuncia palabra (escena intensa, hermosa y bastante temible, al tiempo).
Lo dicho, dadme más monos, compro.

05 agosto 2014

MALÉFICA, de Robert Stromberg

Cine de verano con hijos. Me temo que elegí la sala mala... bueno, a ver, Maléfica, de Robert Stromberg, tiene sus cosas interesantes, desde luego. Para quienes los efectos especiales marcan la potabilidad de una cinta, esta es de manantial, vamos. Y Angelina Jolie se lo ha pasado de vicio y ha dado una buena interpretación  de la bruja mala (no tan mala en este revisionismo hueco) del cuento La Cenicienta.
Lo demás, nada. La nada. De hecho apenas conservo demasiados recuerdos de la cinta. Algunos vuelos chachis para el 3D y para hacer ver que sí, detrás de esta peli hay un muy posible video juego. Unas hadas "muy graciosas", un rey malo, una cursi rubia (que dicen es la Cenicienta) y un bostezo de papá que duró como la peli, más o menos.


04 agosto 2014

OCHO APELLIDOS VASCOS, de Emilio Martínez-Lázaro

He visto algunas películas este verano, y voy a irlas despachando, tirando a rápido y por si te fías de mí y estás pensando en verlas o no. Tampoco es que sean rabiosa actualidad, conste...
La primera, el bluff de la temporada, Ocho apellidos vascos, una idiotez descomunal en la que todo (casi todo) falla. Un argumento facilón (ea, contraste de los polos opuestos -y sensibles-: vascos versus andaluces... menuda memez), una retahíla de chistes que vale, con alguno haces ji-ji, pero mira, eso no me hace una buena película. Unas actuaciones bastante malas en general (¿de verdad es gracioso y creíble Dani Rovira, o simplemente tiene una cara así simpática ella? porque no es lo mismo), y una única carta a la que agarrarnos, Karra Elejalde, que sí, lo borda en su papel, un histrión autoconsciente, caricatura de vasco-vasco topiquísimo.
Pues eso, una nadería que me hace pensar con cierta preocupación si el gusto cinematográfico nacional está realmente tan anestesiado para convertir esto en "la comedia de las comedias".

27 julio 2014

Los Planetas en directo (again). Praza da Quintana, Santiago de Compostela

Los Planetas en directo, y van... he perdido la cuenta.
El viernes en Compostela fui para prensa, lo cual supuso escribir de pie en Quintana y mientras "J" y compañía levantaban al lado de la de Santiago su propia catedral de sonido. Enviar esa noche para salir al día siguiente ya en el rotativo. En fin, las incomprensibles prisas del mundo moderno.
Pero quería comentar cuatro cosas aquí, en mi blog, y a mi ritmo, sobre el estatus de los granadinos a la luz de lo vivido.
Lo primero que evidenció el éxito de público es la categoría "de culto" de Los Planetas. Con una música ajena a lo comercial, saturada de psicodelia distorsionada, próxiademás águilas del ruido velvetiano, han conseguido estampas como esta imagen de la Praza da Quintana:
Ello se debe a mi juicio a dos factores: su capacidad para componer melodías pluscuamperfectas, muy superior a la del resto del pop rock español, y por supuesto, la categoría de "J" como letrista, capaz durante una época de capturar el "angst" de una generación (entre las derrotas sentimentales, el desnorte general y el hedonismo) y de una confusión sentimental universal que sus canciones retrata con frases exactas, alérgicas al ripio. Bastaba ver cómo la gente cantaba los himnos de la banda, no se trataba simplemente de desafinar al viento mirando al escenario: los colegas y las parejas se las "interpretaban" mirándose a las caras, gesticulando, actuando la letra ("Segundo premio" en ese sentido es suprema). Identificación generacional y emocional. ¿Cuántos grupos lo consiguen?
Y por otro lado, claro, tenemos la categoría ya asentadísima del directo de Los Planetas, un espectáculo donde la actitud indie sobre el escenario no se riñe con mimar a su público mediante una intensidad interpretativa colosal y una puesta en escena que, en serio, ninguna otra banda nacional posée (y por mi curro en Faro os digo que ya he visto a muchas, incluso a las más mainstream y horribles... todos orquestinas de pueblo comparados con la acojonante nave espacial planetaria). Su combinado de luces atmosféricas dejando a la banda en perpetuo contraluz, niebla carbónica acentuando la sensación de realidad paralela, y tres grandes pantallas de leds ofreciendo vídeos de un gusto exquisito (psicodelia fractal, imágenes pías, clips creados por el gran Max...), son posiblemente la cosa más alucinante que el rock español ofrece hoy día.

(perdonad mi pulso...)
La banda, por cierto, venía de celebración, 20 años de su primer disco... disco del que solo sonó "De viaje" en un set que reivindicó su presente, una zambullida profunda en el legado flamenco que ya es parte indisoluble de Los Planetas. En este sendido añado que abrir en la ciudad del Apostol cristiano con "Los Poetas" tiene arte: recordemos que el tema está inspirado en un capítulo del Corán que explica el Antiguo Testamento (Moisés, Noé, Abraham, el Dios único).
El delirio, por cierto, fue la interpretación de "Santos que yo te pinté", plegaria de amor con imaginería religiosa ya desde su videoclip original, que Compostela ilustraron con imágenes de la fachada del Obradoiro que se desdibujaban en espasmos (ver imagen de abajo) y de las obras del Pórtico de la Gloria. Así se mima a tu público.


13 julio 2014

RAMONES, Ramones (1976)

"Ramones" en 1976 se adelantó a todo... copiándolo todo.
Así es la historia del rock, recicla con rabia y lanza la piedra hacia el horizonte. Estos cuatro tenían el espíritu cafre de los pioneros, de Chuck Berry, de Jerry Lee Lewis, y el gusto melódico del surf y las chicas Phil Spector. Lo mezclaron todo, le prendieron mecha, se rieron del virtuosismo vacío de los guitar heroes del hard rock y del prog rock, e idolatrando los cuatro acordes y la velocidad, levantaron un muro de ruido (rocoso) y melodías (perfectas). El virtuosismo, por favor, dejadlo para los saxo tenor del bebop, esto es ROCK.
He ho, let's go!. Así se ladra el rock. Así se siente el rock: alma, angustia, rabia, pasión y arrebato. Eh, es dificilísimo encontrar bandas que lo tengan, cuidado.
DEP Tommy Ramone. Ya no queda ningún Ramone vivo, menuda bofetada.

06 julio 2014

THE BYRDS-Mr Tambourine Man (1965)

Se va acercando la psicodeia y estos Pájaros, que no lo son (psicodélicos, digo) apuntan antecedentes. Folk rock cosido con hierbas que adormecen, sonidos que quieren despegarse de la realidad.
Antesala ya de la línea de flotación que ellos mismos practicarán.
Excelsos, y CANCIONAKA, CLARO, la versión de Mr Tambourine de Dylan

04 julio 2014

The Beatles "Rubber soul" 1965

Para mí con Rubber Soul entramos de pleno en una de las primeras obras maestras de la música popular del pasado siglo. Los Beatles hasta las cejas de cosas que hacen sentir una "otra música" posible, tomando el pulso a su tiempo y adelantándose al futuro psicodélico.
Es el saque, además, en ese partido de tenis cósmico que se trajeron los de Liverpool con los Beach Boys, claro, en el que cada raquetazo fue obra maestra hasta que la locura se llevó por delante al "playero" Wilson.
Vamos, que Historia pura, y menudas canciones dentro...
¿CANCIONACA? Todas. Ya lo he dicho, me parece una obra maestra.


30 junio 2014

Estar ahí entonces

Sabios consejos del Profesor Viejenciano (yo).
Nada, que estaba chapoteando en You Tube y me quedé flipando con esta mini actuación de Pixies, allá por 1989, en su plenitud, cuando nada ni nadie podría hacerles sombra.

Tiempo Doolittle, ya sabes, el p&t% mejor disco de la historia del rock y todo eso. Lo que Nirvana intentaban imitar, y tal, el sonido montaña rusa, pero más punk, más anarko, más lokoh.
Y me parece milagroso que yo "estaba ahí, entonces". Yo seguía a Pixies con fervor religioso (a falta de otros dioses, unos duendes), y estaba esperándoles cuando sacaron su siguiente disco (Bossanova) y el siguiente (Trompe le monde). Y hoy Pixies, los jóvenos y jóvenas del patio musical, los saludan como clásicos, como la gente saludaba a Led Zeppelin hace veinte. Parece que las cosas solo pueden coger caché cuando son viejunas. Los Pixies de hoy son viejos, su disco de reunión es viejo, no suena a Pixies, pero en 1989, ah, amigo... en 1989 estaban cambiando el rock and roll. Por eso pienso que es una suerte vivir el presente intentando tener el mejor olfato. Mola más hablar de los clásicos, ¡qué bien quedas haciéndolo! Pero la suerte es entender que hoy estás viviendo el momento de los clásicos de pasado mañana. Literal, serán las canas, pero para mí el lanzamiento de Nevermind es un recuerdo muy vívido y próximo en la memoria, mientras que gente cercana (y joven, claro) me habla de Nirvana con el fervor de lo que "ha sido", como amigos míos hablaban en el 89 de Led Zep. Sin haber vivido a Led Zep ni a Nirvana, claro.
Y está genial conocer el pasado, ojo, es normal, el poprock tiene demasiadas décadas como para vivirlo solo de tu recuerdo vital... os recomiendo a Marvin Gaye, se me ocurre en caliente. Pero de verdad, hay que ejercitar el presente. Para empezar es más excitante que comer (solo) recalentados.
Bueno, es como lo veo yo, cada cual que haga de su capa un sayo, claro.

27 junio 2014

Revisenme bien al muñeco a ver si va a coger polilla jajaja (cita)

En el perfil de la revista Mongolia (revista que me tiene entre sus fervorosos defensores, lo sabéis) el otro día se ha hecho mofa de una noticia: “El Señor del Prendimiento, sometido a una prueba de TAC en el Sagrado Corazón”.
Una figura procesional es fotografiada a punto de ser introducida en un TAC. Una imagen de lo más extravagante, sí. Estoy de acuerdo que como noticia es burda, tiene un billete directo a la mofa o al equívoco, y lo que se está intentando, desde la cofradía o desde el equipo de restauración es vender mediática y políticamente una labor de restauración de bienes culturales, algo que me molesta bastante pero que, ay, es lo más común en esta profesión.
La revista se ha reído mucho, pero lo más descorazonador han sido los comentarios de terceros en el hilo de comentarios, por su trasfondo y por el objeto de sus críticas.
Ningunear la necesidad de que los técnicos realicen pruebas sobre las obras a restaurar, en el fondo es de un modo subliminal o directo devolverles a la categoría de maestro de taller, artesano, "zapatero". Un restaurador es otra cosa, bastante más científica. Y que me follen vivo si la ciencia no realiza pruebas preliminares antes de actuar.
Al mismo tiempo los comentarios arrojan un sentimiento absolutamente derrotista hacia la sensibilidad general de España respecto al arte, siempre ninguneado. Mucho comentario jiji jaja. Me pregunto cuántos "comentaristas" se han molestado en hacer lo que yo he hecho: buscar esa obra en proceso de restauración para saber más del asunto. Se trata del  Jesús del Soberano Poder (resumiendo, que su nombre es de esos ampulosos, "cofraderos"), obra de Antonio Castillo Lastrucci (Sevilla, 27 de febrero de 1882 - 29 de noviembre de 1967). Escultor dedicado a imaginería religiosa y procesional, sobre todo. No es un nombre escrito con letras doradas en la historia del arte, quizá, pero tiene su valor. Conócelo a un clik (ánimo, es tele, no hay que leer nada), o si eres esforzado, voluntarioso y te gusta la lectura, aquí. He encontrado estudios de la universidad sevillana también, pero no vamos a marearnos con eso, quede patente que hay interés y reconocimiento hacia el escultor sevillano.
Por otro lado cuando hablamos del Hospital Quirón creo que no hablamos de sanidad pública, lo cual sería algo, sí, escandaloso. Así se auto-identifica el centro hospitalario en su web: “El Hospital Quirón Sagrado Corazón es un centro sanitario médico-quirúrgico privado”. Entiendo pues que el Hospital ha cobrado por un servicio de análisis técnico, que no médico. No me consta, lógicamente si el TAC se realiza en horario de consulta médica. Lo mejor, evidentemente, pienso que sería aprovechar otra hora, más marciana, una en que habitualmente no se utilice el aparato con pacientes y así no se prescinde de su uso en un enfermo. Pero desconozco el dato.

Ergo: escultura de cierta importancia, con un culto importante (me guste ese culto o no), sometida a un proceso técnico de restauración es analizada con métodos que trascienden el mero examen organoléptico. Y los más progres de Facebook empiezan a reírse mucho porque lo saca Mongolia  y porque es reirse de la Iglesia. Yo seré raro pero valoro el arte y la conservación del arte, y estudiar sus deterioros es importante para evitar una posterior evolución degenerativa de la obra, y es muy conveniente para proceder a los tratamientos de conservación y restauración. ¿Lo necesita la obra en cuestión o hay un mucho de mamoneo? Puede que lo segundo, pero a la conclusión llegaremos no por un juicio de valor global contra la iglesia católica, o contra el PP, o contra los hospitales o contra el diario que saca la noticia. Los factores determinantes serán de, exclusivamente, restauración e historia del arte, calibrando el valor de la obra y la necesidad de las pruebas.