08 febrero 2014

Charles Mingus, The black saint and the sinner lady (1963)

Una sinfonía jazz excepcional. Siempre lo diré cuando toque un disco jazzie, no es lo mío, pero en este sentido es (personalmente, digo, no para ti) muy interesante ver cuándo "me entra" y cuando no.
Aquí, una obra a priori durilla, lo ha hecho. Será la calidez que se desparrama entre las embestidas más libres, o el poso a big band (Duke Ellington fue una influencia confesa), o lo que sea.
Será que Mingus mola.

Una Mingus Action

No hay comentarios: