05 abril 2014

20 años sin Kurt Cobain

¿Qué pienso de Kurt Cobain?
Era colega de sus vecinos Mudhoney, quería imitar el sonido Pixies cortado por Albini, teloneaba a Sonic Youth (que apadrinaron a Nirvana en sus inicios), hacía versiones de The Vaselines y respetaba el compromiso ético de Fugazi.
Nirvana serían una banda del montón, una más del rollo underground de finales de los ochenta/primeros noventa, de no ser por el carisma personal, la belleza física, la angustia generacional y la capacidad de empatizar con una nueva juventud de su líder.

Lo arrolló la radiofórmula, esa que le dio tantos millones de fans que lo adoraban como a un Michael Jackson y que despreciaban o ninguneaban su cultura musical y la escena a la que realmente pertenecían Nirvana (detestaban a Peral Jam, por ejemplo).

Lo odió todo menos la buena música.

Se drogó lo que no está escrito (también por problemas de salud, no solo vicio).

Se casó con la bestia parda de los Hole (banda a reivindicar siempre, al menos sus primeros discos, los más hardcore).

Tuvo una hija.

Se suicidó, hace hoy 20 años.

Rock FM, de la Cope, da la brasa con él, monta un concierto ("un impresionante directo, el que siempre quisiste ver", tócate los machos).

Pocos lo entendieron en vida, y dudo que nadie conozca lo que representa su actitud, un barquito de papel indie en un mar mainstream que se lo tragó.



No hay comentarios: