14 abril 2014

Planeta Calleja e Hijo

Ayer se estrenó el nuevo programa de Jesús Calleja, entre la aventura y el reallity. Más lo 2º que lo 1º, francamente. Pero qué puedo decir... me da igual, porque ayer lo vi con Punchito, esto es, mi hijo de siete años y medio.


Y siendo empírico, diré que la experiencia fue fantástica. Extracatódicamente hablando.
El trasunto, gente esforzándose, marchando por ásperos senderos en el Himalaya y mezclándose (aunque sea de cartón piedra, grabado y pactado) con esa cultura rural y extraña, produjo en el chaval una fascinación y curiosidad intensas, motivó el diálogo (con búsqueda en la tableta de la zona en el mapa del mundo), fue un aprendizaje poderoso y creo que voy a repetirlo.


A un niño de esta edad que todo tenga mucho de pantomima, que el actor invitado esté "a lucirse" (versión "soy trascendente y hondo") o que sea real (enfrentarse a una cultura como la tibetana debe ser potente) es lo de menos. Cabras por las callejuelas, fuegos en las cocinas, vidas de una humildad ajena a un urbanita occidental, templos de meditación, montañas, tempestades de nieve, esfuerzo físico, un hombre que de cansancio no puede hablar... como digo, experiencia. No extrema, desde luego, pero sí, en la mirada siempre virginal de un chaval, intensa.
Y yo me lo pasé bomba con él, lo admito.

No hay comentarios: