05 octubre 2014

NINA SIMONE, Wild is the wind (1966)

La verdad, que de eso se trata el juego de esta etiqueta, es que este disco (que desconocía) me ha dejado bastante frío. Más allá de las virtudes evidentes de la voz de Nina Simone, el recorrido ecléctico y de luxe que supone "Wild is the wind" me recuerda a una excursión crucerista organizada, algo limpio y sin alma que no adentra en la cosas, para el caso, en los estilos (blues, jazz, crooner...) que Simone ejecuta aquí con su preciosa voz.
Cuestión de gustos, porque es una grande, claro.

No hay comentarios: