23 marzo 2014

TODOS TUS SECRETOS, de Manuel Bartual

Presentación del asunto. Como me ha parecido perfecta< esta que leí en su día, de Alberto Pérez Castaños para encabezar una entrevista con el director y muchas cosas más MANUEL BARTUAL, para el blog Bloguionistas (aquí la "interviú"9, me ermito copiarla, citarla y usarla:
Manuel Bartual es uno de los buques insignia de la revista El Jueves, un reconocido editor y diseñador gráfico y, desde hace un par de años, un director y guionista con un talento y una proyección que asustan. Tras su debut en la décima edición del Notodofilmfest con el multipremiado “85.12.30″ y afianzarse como realizador con una docena de cortos, ahora ha dado el salto al largo con “Todos tus secretos”, su película para el proyecto #littlesecretfilm. Se estrenó a finales de enero en La Casa Encendida (...). Una recomendación: no se la pierdan.
Es importante lo de  #littlesecretfilm porque explica una primera voluntad, la de salirse de los cauces más habituales, y mercantilistas, del cine nacional. Después de todo Todos tus secretos no compite en la liga goyesca, ni por espíritu ni por falta de acomodo a corrientes principales. Por eso, además, una cinta estrenada hace apenas mes y medio ya puedes disfrutarla en calidad HD gratis desde tu ordenador.
Y disfrutar no es una palabra hueca, conste: la cinta resulta una obra coral que atrapa desde el primer momento, con una técnica tan vieja que ya la practicó Griffith pero que ahora se lleva a su máxima radicalidad en aras de retratar este mundo 2.0 de interconexiones virtuales, fragmentadas, conectadas. Que no hacen más que poner velos deformantes a las relaciones reales, físicas.
Una historia costumbrista y generacional (thirtysomethings a la castellana, digamos) que demuestra un talento enorme tanto en el guión (encaje de bolillos, diálogos maravillosos, personajes sólidos -muy fan, yo, del tío del ukelele-) como en la dirección (las secuencias y su multiplicidad de planos simultáneos son brillantes... sé que no me entiendes muy bien si no te has visto la peli, pero me niego a destripar nada, absolutamente nada, de esta cinta: la sorpresa del "cómo se ha hecho esto" es parte del show).
Los actores, además, demuestran que hay talento interpretativo, que en España no se actua mal, y que las teleseries de mierda que nos proponen los canales generalistas están bajando el nivel de exigencia de espectadores que, como no se busquen las castañas fuera del mainsteam catódico, van a rebajar su nivel de exigencia hasta considerar "Cuéntame" como modelo de gran calidad actoral, de guión y de realización.
Mientras, cosas pequeñas (que no modestas) como esta cinta free enseñan que hay gente con cosas que contar y con ganas de hacerlo sorprendiendo, dirigiendo a sus actores con pulso firme para que entreguen interpretaciones magníficas, y con un largo futuro por delante. Es la perimerapelícula larga de bartual, y ya me parece que roza lo sobresaliente. No alcanza la perfección, porque me pongo antipático con la gente que derrocha talento: personalmente por ejemplo, y puestos a sacarle punta crítica, no veo necesario un final tan resolutivo, con una suerte de explicación del "whodoneit" que no pido. Prefiero quedarme con el clima enrarecido que desarrolla toda la cinta hasta su final, esa red de relaciones sociales, sentimentales y laborales tupida, reventada por las tecnologías de las redes sociales, los archivos adjuntos y la conexión vía la red de redes, ese nuevo laberinto con demasiados Minotauros.

Y no lo olvides. Puedes verla de gorra, y merece muchísimo la pena (pensar que es algo menor por disponer de ella gratuitamente es el primer cliché a romper en tu cabecita).
De hecho, puedes verla aquí mismo ya:

Nuestra prensa inevitable, a propósito del 22-M


Qué aburrimiento la prensa, en serio... lo que separa a "La unión de las Marchas por la Dignidad toma Madrid" de "22-M: violento asalto de la izquierda radical a Madrid" es la equidistancia inexistente, que convierte a nuestra prensa y nuestro periodismo en la mierda que tenemos. Mientras, la NBC dice las cosas como son, sin escorar informaciones hacia la opinión: una manifestación pacífica monumental contra las políticas de austeridad que deriva en enfrentamientos al final de la misma. Dos verdades: un éxito que demuestra que España no va bien, y la realidad sempiterna de grupos violentos organizados aprovechando el "pathos" que genera un evento de este calibre para convertir en una batalla campal lamentable lo que se pretendía pacífico.


A mí me gusta leer y comprender ambas. A la prensa española, no. Propongo un cambio de nombre, en vez de periodista, tendencista...

08 marzo 2014

Bob Dylan, "Bringing It All Back Home" (1965)


Hay cosas que son importantes en la historia de la humanidad: las pirámides de Egipto, las misiones Apolo, la novena de Beethoven...
...y "Bringing It All Back Home", el primer despegue de Dylan hacia el infinito. Será un viaje largo, de varios discos, cada vez más y más alto, pero esto ya se pasó la Luna por varias zancadas.

CANCIONACA, a mí me puede Mr. Tambourine Man, pero buff, mete también Subterranean Homesick Blues, y así tenemos las dos caras, el folk y la electricidad.

PJ Harvey hoy

Siempre he tenido devoción por esta mujer. Desde 1993, que la descubrí, y hasta 2014, creciente.
Me apetecía remarcarlo hoy, Ella es modelo y molde.


02 marzo 2014

THE SONICS, Here are The Sonics (1965)


Cara de pocos amigos y cero sonrisas en las fotos de promo. Si con los Stones el rock se encanalló, con The Sonics directamente se embruteció.
Arañazos silvestres, música brutal (hay que situarse, amigos: este sonido tiene casi cincuenta años).
De Sex Pistols a Dinosaur Jr., el legado Sonics está en casi todas partes cuando la cuerda se tensa.
CANCIONACA, claro que sí. Entre tanta versión deliciosamente troglodita destaca "Strychnine", al borde del acantilado (quien haya montado este clip lo ha bordado, por la vía de la ironía).



PD Veréis que he decidido dejarme de orden cronológico. A partir de ahora iré saltando los discos que me interesen menos de la lista de 1001, porque si no termino abandonando. Prefiero atender a cosas que o ya me pirran o me dan curiosidad por lo que sea. Avisados estamos pues, en esta sección de mi blog habrá saltos en el tiempo, como en los tebeos de superhéroes

01 marzo 2014

El golpe de estado de Jordi Evole

Bromas que escuecen.
Confieso que por circunstancias personales no pude ver el ya famoso mockumentary de Jordi Élvole. Y que, también por circunstancias personales, no fui consciente del eco posterior hasta las 16 horas del lunes siguiente.
Me dejó noqueado: la red era un hervidero, las redes sociales una sartén al fuego, los programas de radio generalistas se pegaban por entrevistar a Évole. Tertulias dedicadas al espacio, enteritas...
¿Fue para tanto?
Lo fue, a mi juicio lo fue.
La cuestión a debatir es doble, la factura del espacio en sí, y su entidad como "rock action", que dirían Mogwai. Como programa, es un sencillo documental demasiado enfático e hiper musculado, con música recalcitrante, con una voz en off excesiva, wagneriana, y eso sí, con unos actorazos que no sé qué hacen metidos a políticos. Bueno, lo sé, lo sé.
Que el asunto arranque con una presentación a gente "de la calle" que se les escatima el final revelador (que todo es mentira) me parece tramposo de narices. Que el falso documental baile con una idea tan absurda y expresada a bocajarro desde el minuto 01 ("Garci, Volver a empezar y el 23 F", podía haberse titulado) y que sin embargo haya colado dice mucho de muchos, incluidos los realizadores del programa. De sus bondades como artefacto, de la inopia o la credulidad del espectador, y je, del ego de la gente (hubo quien aseguró ya conocer esos echos top secrets, manda huevos).
Y es que más allá de sus carencias o bondades, de que haya engañado o no, (¿me la habría colado a mí? ¿con twitter en el regazo? puede, soy crédulo y tengo buena disposición, nada alerta, hacia Évole... pero no creo: estaría twitteando durante todo el programa el asunto con los colegas, riéndome de la mala actuación de Garci y lo buena de Jorge Verstrynge), lo importante es entender "Operación Palace" como una acción televisiva osada, a contracorriente. Incluso, a juzgar del airado eco producido, contra la comodidad del propio espectador.
El mockumentario ha puesto sobre el tapete varios asuntos importantes. El más ligero: en una realidad catódica que muchos asumen con alegría, a la mentira como vertebración de horas y horas de tele-(pseudo)entretenimiento (ver las atribulaciones vitales de la Belén Esteban, los asuntos post reallity de los concursantes de Gran Hermano y similares o cada entrevista que concede el Paquirrín) puede dársele la vuelta, aplicarla a un asunto realmente trascendente, y además hacerlo sin engañar a nadie (ya que aquí se concluye advirtiendo la farsa)... pero engañando a muchos, a su pesar. Lo curioso, pese a su transparencia final, esto ofende y las idioteces de la telebasura gustan (al público que las asume como alfalfa para su cerebro, claro).
Y bien, puesta en la picota la televisión como espectáculo, Évole no deja de defenestrar los medios de la prensa actuales. Al poner una hipótesis absurda sobre la mesa que se sustenta en una realidad (se trata, el 23 F, de un asunto aún sin desclasificar) lo que hace es caricaturizar la conspiranoia de artefactos como El Mundo y su encoñamiento con ETA respecto a la matanza de Atocha. Es el primer y más evidente ejemplo de mockinvestigation de nuestra prensa, pero no el único. De hecho , lo sabemos, cada medio fantasea según el partido o poder que lo sustente.
Y por último, no lo olvidemos (porque ya lo he dicho, vale), el 23 F es un secreto, el propio Évole "criticó que los documentos clasificados sobre el golpe no se puedan consultar hasta 25 años después de la muerte de los implicados en el 23F" (fuente, cadena SER). Por tanto el teatro de la conspiración refleja la posibilidad de una conspiración que no nos dejan conocer, o, sin llegar a límites conspiranóicos, la evidencia de que el pueblo, que es la esencia de la democracia, no sabe aún qué es lo que pasó en esas horas cruciales. O no del todo.

Tres bofetadas cósmicas en una horita de programa que reventó audiencias, obtuvo el eco que no recuerdo en otro programa televisivo (más allá de deportes y las cucharillas de Uri Geller, la teta de Sabrina y la parodia de La Pantoja y Encarna Sánchez de Martes y 13) y, lo más hermoso de todo ello, soliviantó descomunalmente a la caberna. ¿"Fail"? Ni de coña.

The Rolling Stones, The Rolling Stones (1964)


Mucha versión, y primerizo, y no encontrarás temazos de esos de los Stones aún... pero está el estilo, esa suciedad puerca, venenosa, en cada compás, cada timbre instrumental y cada inflexión vocal.
Rock and roll del bueno, del mejor, aunque sean las semillas.

El Meco de Vigo

Como una falla valenciana, el carnaval vigués quema una figura satírica. El año pasado, la Merkel, este, politizando más aún la fiesta, el concello ha montado un muñeco de Feijóo.
Yo me río, porque me hace gracia quemar a Feijóo metafóricamente, pero al tiempo que las fuerzas políticas se apoderen de fiestas llanas es algo que me da bastante repelús. Porque todo, insisto, todo lo que hacen los partidos políticos tiene una única función: alimentar su mensaje.
Y eso no es cultura.
Eso es técnica del aborregamiento institucionalizada.
Pero bueno... quememos a Feijoíto