20 enero 2015

JAVIERA MENA, Otra era

Los discos de éxito deberían ser todos así. Qué maravilla poder decir que algo que conoce hasta el tato es además cojonudo. Porque lo que Mena hace es pura y simplemente música disco sin coartadas, absolutamente embriagadora, petarda, ochentera, también actual. Refinamiento rompepistas, sostenido por buenísimas melodías, estribillos en crescendo y letras para gente con cabeza.
"Los olores de tu alma" arranca con esos bajos penetrantes a tope, y se cuelan ráfagas house, dinámicas Pet Sop Boys, el italo-disco, y sobre todo una energía potente, petarda (ya digo, muy ochentera, sabiamente ochentera, Javiera Mena).
Le sigue mi favorita (o casi), una canción baja de revoluciones (para el after, entonces) con una melodía sintética que haría morir de envidia a los primeros OMD y una letra entre cándida y mística ("Otra era", claro). Y la cosa no decae, tema tras tema todo es logrado en este disco, incluido un tema, "La carretera", donde El Guincho (Grande de España) colabora igual que Javiera colaboró con El Guincho hace años. Y luego está el cierre, "Espada", un tema que ya es historia del pop latinoamericano por su vídeo colmado de referencias lésbicas. Y porque es una canción como la copa de un pino, claro.
En fin, esta es la "música latina" que me pone, no las chochonas y chochones objeto sexual que nos mandan desde allí.
Lúdica, talentosa, Javiera Mena es el oasis en la radiofórmula. No le des la espalda. Baila.