22 abril 2015

Guns N' Roses - Appetite for destruction (1987)

Me parece que si alguien tiene a este disco como una pieza de rock abrasivo y salvaje debe ser porque no ha pasado de AC/DC, los Rolling y alguna banda de heavy mainstream. Porque en 1987 el grindcore campaba por sus anchas, Hüsker Dü cancelaban una carrera de hardcore asfixiante y Dinosaur Jr regurgitaban su disco más cafre. Mientras, aquí tenemos solos de guitar-hero a cascoporro, voz de mosquito (lo más heavy del lote Guns, banda más hard que metal) y melodías para las masas. En su haber, esas melodías no son malas. También pesa la juventud, las ganas y cierta energía del que se quiere comer el mundo sin atender a ninguna de sus leyes. Vamos, si me preguntas, este debut (que nunca había escuchado entero, no me interesa nada este rollo) ha impresionado muy poco. Próxima parada, menudo salto pego: The Zombies