14 abril 2015

LOS PLANETAS, Dobles fatigas


Los Planetas vuelven. Podría ser una nueva etapa, ahora que editan con El Segell y El Volcán música y ya no están atados a la ley de gravedad. ¿Espaciarán sus obras los de Granada y saldrán a la luz solamente cuando les apetezca y en el formato que les cunda mejor, desatados de la mecánica comercial de una discográfica "Mayor"? En todo caso si afinan como en este EP, lo que quieran.
Dobles fatigas son cuatro planetoides cósmicos impagables que arrancan con "El duendecillo verde", desde ya un nuevo clásico en su repertorio (y van...) con la letra en plan no tomo prisioneros y una melodía perfecta. Y le siguen verdaderas virguerías, tres temas que fluyen como un poco de psicodélico por las venas, en expansión hacia lugares distintos pero conocidos. "Motores de combustión" y "Estadística" retoman los paisajes oníricos y el ruido shoegazer con la eficacia de los más grandes. Pocas bandas te hacen levitar así con guitarras (Spiritualized cuando se ponen a flotar, My Bloody Valentine con cada latido) .
En estos tres platos lo jondo se cuela, como siempre desde 2009 (La leyenda del espacio marcó el tránsito sin retorno), acaso más fundido que nunca en su psicodelia . Labor de musicología pura, el segundo tema recupera versos de Manolo Caracol o referencias a La Niña de los Peines. Y donde vuelve a ser completamente cristalino (y sublime) el psychoflamenco de los granadinos es en "Heroína, (bulería de El Torta)", una versión que homenajea al cantaor jerezano que falleció en 2013. Supone un viaje oscuro y grandioso al tramo final de Una ópera egipcia, atravesando los valles flamencos con mochila noise.

Por cierto, creo que la letra de "El duendecillo verde" va a quedar como la mejor de 2015 por goleada. Ya debería ser legendaria, y tan definitoria de nuestro tiempo político como "Qué puedo hacer" lo era de una edad.
"A mí no me amenaza nadie, me cago en tu puta madre a mí me vas a amenazar."