18 septiembre 2015

DOMINIQUE A "Éléor"

¡Cuánta belleza!
Fin de la crítica. ¿Necesitas más hablando de un tipo que lleva haciendo enormes discos más de veinte años sin perder duende?
Pues otra vez lo ha hecho. Un disco de MUCHAS estrellas de monsieur Dominique Ané, el renovador de la chansón del siglo XXI, capaz de bordar sonidos clásicos o de coquetear con la música del presente sin perder el objetivo de su punto de mira: bordar canciones en la mejor tradición francesa. En Élénor derrama su faceta más clásica, envuelto el capas de cuerdas melancólicas. No hay fallo, un grande

"Adiós, amor mío":