23 noviembre 2015

Once años.

22 de noviembre de 2004.
22 de noviembre de 2015
Once años, la leche.

Sin ser nunca jamás un blog de referencia, sin abandonar mi idea original de ser mi ventana personal, plural y dislocada, inarticulada, libre, para soltar mis ideas al mundo. "En el espacio nadie puede oír mis rebuznos", entre la coña (que nunca falte) y los visos de realidad me apropié de este eslogan, consciente de que cuando sueltas lastre se ven las tonterías, las costuras del globo, pero también todo lo bueno que llevas dentro, que algo habrá. Este blog ha sido mi  casa y la de algunos gatos curiosos más que se pasaron/pasan (no diré cuatro, no soy de falsas modestias, y hay entradas con bastantes visitas).
Tanteando cosas, expandiendo "tags" hasta el delirio (recetas, yo dando recetas como si fuera un comidista de esos, ja),en este blog he crecido en algún modo. Es inevitable, llevo escribiendo en él  ininterruplidamente desde hace once años, por el camino he sido padre, me he labrado un moderado reconocimiento en el tema de los cómics y he llegado a escribir en diarios profesionales por encargo de cosas que me espantan y jamás tendrán cabida en esta bitácora.

Los blogs ya han pasado de moda. Si no son temáticos (como mi otra casita, Serie de Viñetas, o más monotemático aún, sobre un solo cómic), si son puramente personales... ¿para qué, si tenemos Facebook? Quizá porque Face es mucho menos "juguete", menos divertido que la gestión de un blog. Y sobre todo, es menos mío que un blog. Este, de hecho hasta ha cambiado una vez de nombre, la recoña marinera.

Hay algo muy particular aquí. Es la diferencia entre nadar en un río o tener una pequeña piscinita. Esta es mucho más tuya que aquel. Y en aquel, además, te arrastra la corriente.
Y no nos vamos, seguimos por aquí, subiendo post.
Jódetete, red social, no lo dejo.

4 comentarios:

francisco naranjo dijo...

¡enhorabuena!

David dijo...

Creo que la media de vid de los blogs eran dos años, así que superados con creces.
¡Felicidades!

David dijo...

Lo correcto es la media era, no eran...Es por escribir rápido.

el tio berni dijo...

Llego tarde pero... ¡Enhorabuena! Quién nos iba a decir que seguiríamos aquí una década después y con nuevos proyectos en curso. ¡Nos volvemos a leer dentro de otros once años!