24 noviembre 2016

Angel Olsen plays "Shut Up Kiss Me" on the Late Show with Stephen Colbert

Uno de los discos que están escalando bien por esta casa es My Woman de Angel Olsen.



En principio me desconcertaba lo claramente bipolar del invento, con una primera parte recia y una segunda más medio tiempo que no me calaba tan bien. Quizá por venir de una montaña rusa de adrenalina, uno tras la tormenta no siempre quiere la calma.
Pero las escuchas insistentes ofrecen un nuevo veredicto. La calma solariega es una bendición y la cruz de la moneda completa, una jugada perfecta para comprender al personaje que interpreta (¿es?) Olsen. Fuerte y sensible al tiempo.
Su voz grave y una producción que potencia cierto aire "goth" redondean un trabajo que, como dicen los angloparlantes, es realmente un grower. Difícil no aguantar la primera embestida (que no ferocidad, esto es rock de raíces, no grindcore) de "Shut up kiss me", "Not gona kill you" o "Sister".
Y la zona soft se demuestra en unas pocas escuchas atentas sensual, elegante y sensible (como sensible es la rabia destilada por los temas más venenosos, ojo). "Those were the days" podría adaptarla a su cancionero Sade o incluso los primeros Portishead,"pops" cierra con algodón, pianos lejanos y el especial plañir de una artista a retener. No la conocía, ya no la olvido.

No hay comentarios: