30 diciembre 2016

Sushi Go!

De mi visita a GrafMadrid, un evento fundamental en el asunto del cómic de autor, le traje a mi hijo de regalo (comprado en otro lugar, no en el salón del cómic, claro) el muy famoso (en su tienda de juegos más cercana) Sushi Go!
Que no deja de ser un juego de cartas como cualquier otro, aunque alegremente mineralizado para lucir diferente. Se trata de "juntar palos", en definitiva, aunque en vez de sotas, copas o bastos tienes sashimi, tempura o wasabi, y cada tipo de carta otorga una puntuación distinta según tu habilidad para hacer determinados agrupamientos de "palos".
A partir de ocho años y para dos a cinco jugadores, lo recomendable es completar esos cinco en la mesa, porque lo más atractivo de este juego es que una vez todos eligen una carta para quedársela en mesa, los jugadores pasan a su compañero de la izquierda sus manos. Lo cual se intuye simpático (solo he jugado a tres) pues convierte el juego en una prueba memorística (¿recordarás o no las manos que están jugando?)
Las catas son graciosas en su diseño, y el juego viene en una caja de lata la mar de chupi. En la red la encuentras por menos de diez euros, además.
Muy familiar, muy muy sencillito y simpático, muy para llevar en estas fechas encima siempre e intentar romper las dinámicas "cuñadas" de la navidad en las reuniones. Por ejemplo, y echarte unas risas con tíos y sobrinos, all together now, que cantaban aquellos hippies.