25 febrero 2017

Flotado sobre loscos

¿Puede la música crear estados alterados de conciencia? Estoy seguro de que está estudiado. Nunca he probado psicotrópicos, supongo que por miedo a sus efectos, pero en ocasiones, escuchando Loveless a volumen fuerte, con cascos, y sin luces, la alteración estaba ahí, aunque con total control, claro.
Las culturas chamánicas saben de eso, de la repetición rítmica, de la espiritualidad y la trascendencia de la música. Ian McCaye (Minor Threat, Fugazi) lo comentaba hace lustros en una entrevista: se ha perdido esa faceta de trascendencia en la música comercial.
Ahora creo que si me pudiera quedar escuchando este tema en bucle durante horas, enredado en esas guitarras, algo terminaría pasando en mi cabeza.
Son reflexiones sin más, ni tengo edad ni el temperamento para emocionarme más allá de lo prudente con la música, pero que no decaiga nunca su MAGIA.
El clip que acompaña tampoco es moco de pavo. Un viaje:

No hay comentarios: