05 febrero 2017

Patchwork, de Uwe Rosenberg

Patchwork de Uwe Rosenberg, menuda tontería. ¡Y qué buen juego! 😃

Esto de los juegos de mesa tiene muy poco que ver con el cómic, pero podría decir que del mismo modo que obras de aparente sencillez formal como las de Tom Gauld encierran un discurso elaboradisimo de su trabajo y a dónde quiere llegar con su depuración formal, este juego, que en negro sobre blanco es algo muy minimal, supone un elaborado laberinto de buena diversión para dos jugadores.
Rosenberg es el creador de euroames superventas como Agricola, Le Havre o Caverna, y Patchwork es su última propuesta para las tardes lluviosas de domingo como la presente.
Botones, retales, patchwoks.

La idea es una cosa muy básica: dos jugadores compiten en hacer la colcha de retales más grande y completa, adquiriendo precisamente eso, retales (hazte una idea pensando en un Tetris, sus piezas, que debes encajar en el espacio de una plantilla de Hundir la flota). Entre ambos jugadores un tablero en espiral (tipo Oca, digamos) hace avanzar en el "tiempo" tu ficha. Al llegar al final del recorrido termina la partida y toca puntuar y ver quién gana.
El despliegue del juego

Así quedó la colcha ganadora (incompleta)
No quiero usar este blog para explicar reglas, menudo coñazo... pero diré de Patchwork que ofrece una disyuntiva (¿compro tiempo o compro retales?) que lo convierten en un pasatiempo divertidísimo, frugal (una partida dura menos de media hora), tenso y adictivo (jugarás dos timbas seguidas, lo apuesto).
Personalmente tengo ganas de ir hacia adelante en esto de los tableros, complicándome poco a poco la vida hasta recuperar el "nivel Civilización Avalon Hill" de mis viejos tiempos. Pero dada la riqueza del espectro "jugón" actual, reconocer que en ocasiones en vez de menús sesudos con dos platos y postre apetece un pincho, y reconocer que ese pincho es una delicatessen, tampoco me parece mala práctica.

Edita Maldito Games y ronda los quince euros. Tirado para los buenos ratos en pareja que os va a ofrecer, en serio.