20 marzo 2018

SHOEGAZE 2: en el principio...

Se dice que My Bloody Valentine son los padres del shoegaze, pero el trono está severamente disputado por una banda en su tiempo totalmente subterránea, tan solo nombrada por ser sus miembros los artífices de esa bomba de terrorismo house llamada "Pump Up The Volume" (firmada como M.A.R.R.S.)
La banda se llamaba A.R.Kane y estaba formada por un dúo de color que practicaban en Lollita, su single de debut, una alquimia venenosa. Tres temas entre la ambientación de unas guitarras gaseosas, arreglos electrónicos vaporosos y el coqueteo con la cultura dub en tres temas empapados en una distorsión diferente a todo: ni chirridos hirientes, ni repeticiones psicodélicas, si cabalgadas non-stop; solo un efecto de sfumato alucinógeno que será punto de partida a futuras exploraciones del grupo.Se editaba un año antes de que My Bloody Valentine modificasen sus sonidos en You Made Me Realise EP o el Lp Isn't Anything.
A este 12 pulgadas le seguirán varios maxis a reivindicar y 69, un álbum donde redoblan su apuesta por el dub y las atmósferas oníricas, algo pesadillescas incluso. Después, una ventana pop (I) y un retorno años más tarde.
Una banda diferente a todo y que, creando escuela, (casi) nadie recuerda. Quizá porque nadie pudo imitarles. Su paleta cromática era demasiado amplia para ser comprendidos en unos tiempos en que o eras indie, o mainstream, o electro (y ya lo dije, ellos hicieron arrancar masivamente desde su otro alias a la música House, ahí es nada). Pero no cabía ser varias cosas a la vez. Y ellos lo eran. Eran shoegaze, étnicos, electrónicos, dub... en un modo de entender la música que no se entendió hasta bien entrados los noventa (y merced a los festivales multiescenarios, en los que cabía de todo y los participantes pasaban de disfrutar a Dinosaur Jr. a bailar en la carpa con Aphex Twin, sin prejuicios).

No hay comentarios: