11 octubre 2018

¡Matame camión! Los singles de los Triunfitos, analizados

Dios nos coja confesados. Ayer he caído en un single de una triunfitadora y se me pasó por la cabeza tragarme todos los publicados (dentro de mis placers culpabilísimos está un -moderado- interés por este renovado OT de escasa calidad musical, interés sociológico por el pelotazo mediático, y una singular ganadora de 2017... pero desde luego, no había prestado la más mínima atención a las "carreras" de los concursantes post concurso). 

Así que me he dicho: si aquí a veces hablo de música, ¿porqué no escucharme con la mayor sobriedad los sencillos de los concursantes de OT17, y opinar, sin poses de autenticidad, con la mayor de las objetividades? Si soy capaz de reconocer que "Despacito" me tiene su aquel, o la última Shakira, sin que mi entereza indie se despeine, podré acercarme al summun de la antipose que serán las carreras de estos/as chavales/as.
Un apriorismo me inunda inevitablemente: un OTeito sale a la carrera con un caballo determinado: se quiere ganador, y pese a la cháchara post concurso (es un mundo difícil, algunos lo lograréis, otros no, el éxito en la academia no significa nada, bla bla bla...) la realidad es que aquí la compañía discográica de turno ha invertido un dinerito y va a intentar amortizarlo. Esto marca las cartas, de partida. ¿Pero son buenas las canciones triunfitas en el contexto de una producción que no buscará aristas personales y apostará por unas canciones que querrán llenar pistas y minutos de Los 40? Tras constituir un fenómeno televisivo y casi sociológico en 2017/18, los concursantes del programa televisivo tienen que crecer en el mundo real y dar pruebas de su mayor, menor, colosal o nulo talento.
AQUÍ LA 1º ESCUCHA!!!

No hay comentarios: