04 marzo 2019

SPIELBERGS This is not the end

¿Qué diferencia a Spielbergs de Yuck o de, más alejados en el tiempo, Urusey Yatsura? Poco. El trío noruego, como tantas otras bandas que les anteceden, son la enésima prolongación (nada artificial) del animal de tres patas que se apoya en Dinosaur Jr., Sebadoh y Superechunk. O en Sugar, Sonic Yout y R.E.M., o en The Jesus and Mary Chain, My Bloody Valentine y Pixies. O en...
¿En qué se parecen muchísimo Spielbergs a Urusey Yatsura o Yuck? En que su debut, como los de aquellos, tiene un puñado de canciones no buenas: de puta madre.
Ruido blanco.

Jóvenes entregando pepinazos melódicos infalibles, con una maraña de guitarras de sonido putrefacto que recuerdan a las de J. Mascis, con el toque emo de Sebadoh y la intensidad core de Supechunk, sobre todo los Superchunk de "On the mouth" (por tanto, en la ecuación entran las derivas sónicas de Sonic Youth, esas guitarras y ritmos que se pierden dentro de la licuadora y deshacen las estructuras obvias del pop).
Que "Bad Friend" podría ser una cara B de los últimos y vitamínicos Superchunk es obvio. Se parece demasiado, pero es que a ver, seamos claritos: ¡PARECERSE A UNOS BESTIAS PARDAS COMO LOS DE CHAPEL HILL NO ESTÁ AL ALCANCE DE CUALQUIERA! Como tampoco demasiadas bandas arrojan lava con la eficacia de "Five on it", tocada por el lo-fi de Lou Barlow y sus Sebadoh. Como tampoco es sencillo trufar con frenadas esporádicas, ambientales e hipnóticas como "Forevermore" al cierre y que no parezcan "sobras" o enlaces "llena surcos"; si no parte esencial del Lp.
Así que digamos lo ya otra vez. Somos posmodernos, hemos ido, vuelto, hemos ido de nuevo porque nos quedó allá el tabaco y hemos vuelto de nuevo. Si quiero música nueva me meto un Arca en el cuerpo. Pero Spielbergs no quieren hacer algo nuevo: quieren hacer aquello mejor que la mayoría.
De momento no les puedo negar ideas claras y resultados de nota altísima. Si el futuro desinfla la pompa que nos quiten lo bailado y los oídos pitando. Tienen El Nombre de la temporada, tienen la velocidad y la energía, y la musa descansa en sus melodías como el big ban en sus intrumentos.

No hay comentarios: