27 agosto 2019

Lo latino hoy, aquí

Soy un "joven de la era grunge", es impepinable. Una época en que todo era... anglosajón, gris, abatido, "generación x" y bla bla bla.
La vida mata, vida gris, años noventa y todo aquello (foto de "Simgles"; la película)
Guitarras distorsionadas, pesadez rítmica... ¡qué distinto a 2019!
La fiesta del Conejo latino

Ahora, y ayer en los MTV Awards volvió a quedar claro, lo que MANDA es lo latino-español (Rosalía triunfando ahí), el color, el baile, la imaginación, o lúdico, los sentimientos de amor/desamor/deseo, lo racial identitario (como en el primer rock, como en el hip hop en los ochenta...), y algo muy poco noventero: la alegría. Concretamente la de una latinidad orgullosa, renovada y renovante (alegría de un estrato social humilde... Bad Bunny y J Balbin no son white trash sino voz de generación y de clase -incluso desde la clase social acomodada y "estudiada", pero convirtiéndose en voz de la juventud de las humildes y las medias... ¡es la historia del rock, siempre ha sido así!-) .
Todo esto no corresponde a mi quinta, no me voy a volver un reguetonero de pro, pero tengo ojos y capacidad crítica y de análisis del momento presente (para eso me pagan, a veces, incluso) y no ver la profunda renovación que estos años están suponiendo para la música sería ser ciego, sordo y tondo del bote.
La fiesta está aquí (no os perdáis la actuación de Balvin y Bunny en los MTV VMA), y se queda (hasta que nuevas generaciones viren a gris o a sepia el universo... somos ciclos my friend!).

No hay comentarios: