05 noviembre 2019

Fricciones políticas. Abascal y el fascismo


Ayer en su estreno en un debate electoral en la televisión Abascal lo dejó claro: sí, es un fascista de nuevo cuño y lo ha explicitado en su discurso como candidato al gobierno de España en el debate: y su propuesta es antisistema.
Yo no sé demasiado de derecho pero me he leído la Constitución Española. Es buena lectura, al menos diagonal, para no caer abducido en sus zonas más "técnicas". Y creo que las cosas son así: si propones destruir el sistema de las autonomías tienes que modificar varios títulos de la constitución... y todo el capítulo tercero del título VIII. Además y esto es importante, el artículo 61 (Título II, de la Corona) dice que "El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas". Por tanto las CCAA son parte del título II, "De la Corona", y los derechos de los ciudadanos de las CCAAS a respetar por el Rey son los de la propia CE (T. VIII, vamos... un pez y su cola que blindan bastante la configuración del estado actual).
Pues bien, sin salirnos del Título II, la propia Constitución lo define de máxima importancia (nos guste o no la Corona) y para cualquier reforma del mismo estaríamos hablando del "procedimiento agravado", previsto para las reformas de más relevancia, y que se caracteriza por su mayor complejidad y dificultad. Dicho procedimiento está descrito en el artículo 168: "Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al (...) Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes". Luego se presenta la nueva constitución con el título "De la Corona" modificado (y los demás que tratan las CCAA, claro) y el nuevo texto constitucional deberá ser aprobado "por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras". Y finalmente, si ha sido aprobada la reforma por las Cortes Generales, la reforma de marras (triturar el estado de las Autonomías, sería el caso Abascal) será sometida a referéndum de todos los españoles, para su ratificación.
Esto evidentemente es IMPOSIBLE para un partido minoritario (y francamente difícil para uno mayoritario, hablamos de aprobar en ambas cámaras por dos tercios, mucho más del 50% en Congreso y 50% en Senado... ¡dos veces!). Es imposible para Abascal, salvo que lo que le interese es fomentar la debilidad de un Estado sin Constitución (en talleres) y sin cámaras representativas (disueltas): ¿A ti te gusta esta situación?¿Te parece más democrática que proponer leyes de desarrollo para un referéndum, leyes que no tienen que tocar la Carta Magna, quizá?
Pero si con todo aún dudas de la naturaleza de Vox... ayer Abascal citó a Falange. Al fascismo, pues. Lástima que ningún candidato al gobierno democrático de España, siempre con la ley de Memoria Histórica en el corazón, o alguno de sus asesores que para eso están entre bambalinas, no lo detectase y se lo escupiera a la cara...
PS: podría estar equivocado en lo que es una reflexión personal sobre la base de un modesto conocimiento de la Constitución, no lo niego, pues no soy ni licenciado en Derecho, pero en realidad podría haberme ahorrado toda esa reflexión y quedrame con el link. Es ATERRADOR que un político en la España de 2019 use en debate electoral citas del fascismo, y es lo que ha pasado ayer.



No hay comentarios: