25 abril 2018

Shoegaze 11: mueve tus caderas.

Ya Loveless cerraba (y antes el Glider EP en 1990 abría) con "Soon", fornicio glorioso de ruido extremo y dancefloor. El shoegaze nació, por así decirlo, con querencia a la pista de baile y a la electrónica. Y hubo bandas que exploraron ese terreno.
La mejor, Seefeel. Quique es, además, un debut de esos que se meten en listas de "best debut album". No es para menos. "Versentir" (menudo nombre más descriptivo) fusionaron en perfecto equilibrio la electrónica de su tiempo (Amphex Twin siempre en la cima) y los pasajes más etéreos, menos agresivos de "Loveless". La argamasa resultante es una hipnótica fusión de sonidos alrededor de ritmos cíclicos, hipnóticos, entre los que a veces se cuelan voces desde el cielo. Sus posteriores pasos se adentraron en el bosque electro, sin perder calidad y riesgo.
En 1993 con discos como este nacía el post rock. Alejando la licuefacción sónica del rock y llevándola a una pista de baile donde nadie baila, solo escucha atenta, extática. Y como manda el género post, esto no es una sucesión ortodoxa de canciones sino un todo que es mucho más que la suma de sus partes. Hay que escucharlo entero, sin pausa, para sentir. Y ver.

No hay comentarios: